lunes, 19 de diciembre de 2011

HABLA EL PROFE

"Estoy contra la mediocridad de los estudiantes"

Nación Camilo Jiménez causó controversia al publicar la carta de renuncia a su cátedra en la Javeriana en la que señala problemas de aprendizaje de sus alumnos. Aclaró sus intenciones y sostuvo que el problema es que la manera como los jóvenes de hoy acceden al conocimiento está cambiando.
MARÍA JIMENA DUZÁN: ¿Qué sintió el día que vio su carta de renuncia a la cátedra de la Javeriana porque sus alumnos eran incapaces de escribir bien un párrafo, publicada en una página entera de 'El Tiempo'?

CAMILO JIMÉNEZ: Cuando la vi publicada en una página completa, me llevé las manos a la cabeza. Nunca me imaginé que iba a generar tanta polémica. Como ya lo he dicho, yo escribí esa carta para mi jefa y para unos cuantos amigos que frecuentaban mi blog; quería debatirla con ellos, pero no más. Si hubiera sabido que iba a salir en los medios, no habría dicho que fumaba marihuana.

M.J.D.: Una estudiante, en respuesta a lo que usted manifestó en su carta, dice que el problema de que los estudiantes no hubieran podido armar un párrafo de un resumen de un libro en su clase no era de los estudiantes sino de usted. La carta estaba muy bien escrita y argumentada, contrario a lo que, según usted, dice que no pueden hacer sus estudiantes. ¿Es ella su alumna?

C.J.: No, no es estudiante mía, y sí la leí. Ante todo, me pareció muy bien que ella se haya sentado a escribirla y haya abierto un blog. Seguramente discutió con varios compañeros antes de escribirla y solo por eso vale la pena todo este zaperoco que se armó. Esa no es la única carta que me ha llegado: ya llevo como cinco que me han enviado los estudiantes. Todas están muy bien argumentadas.

M.J.D.: ¿De quién es la culpa de que los estudiantes no aprendan: del profesor o de los estudiantes?

C.J.: Quiero aclararle algo: en mi carta no quise acusar a los estudiantes de nada, ni más faltaba. Lo que yo quería poner sobre el tapete es que la manera como los jóvenes de hoy acceden al conocimiento está cambiando y yo creo que los profesores no estamos muy atentos a esos cambios. Pero ni soy un retrógrado, como muchos han dicho, ni estoy en contra de las nuevas tecnologías, ni tampoco soy como un viejito, como muchos me han pintado: tengo mi blog, mi Twitter… Lo que quise señalar en mi carta es el uso que se les está dando a esas nuevas tecnologías, y en el fondo estoy es en contra de la mediocridad en los estudiantes.

M.J.D.: Usted dice en la carta algo que es cierto: que los estudiantes de ahora se acostumbran a no buscar porque todo lo encuentran en el señor Google…

C.J.: No soy experto en educación, soy simplemente un profesor que le gusta leer y que me he desempeñado en el mundo editorial. Pero sí creo que hay que entender que esa capacidad que tienen estas nuevas generaciones de aprender viendo un video mientras chatean con un compañero hay que saberla canalizar para que se construya un pensamiento crítico.

M.J.D.: Usted habla en su carta de que se va de la cátedra porque sus estudiantes no pudieron hacer un párrafo de un resumen de un libro…¿Cuál era el libro?

C.J.: Uno de los resúmenes que propuse fue del Relato de un náufrago, de García Márquez. Y el trabajo de uno de los alumnos empezaba: "El retrato de una naugrafo…! De una había tres errores en el título: retrato en vez de relato, una en vez de un y naufrago en vez de náufrago. Eso es ya un caso dramático de atención, de concentración, de cuidado.

M.J.D.: Usted también dice en su carta que no es ni ñoño ni mamerto, que fumaba marihuana y le gustaban las tetas, pero que leía…¿No leen los jóvenes hoy día?

C.J.: Sí leen, pero en internet, abriendo cada minuto una ventana, otra, mientras chatean con alguien. Es una lectura etérea, poco comprometida. Ahí empiezan a no entender y a fallar en su valoración sobre los hechos. Sin embargo, el ejercicio de leer un libro es distinto porque precisamente es el que les permite cerrar todas esas ventanas y abrir una sola para meterse en ella. Esa lectura atenta, que puede hacerse en cualquier plataforma y no solo en un libro, que nos permite retirarnos por un momento del mundo y concentrarnos en el libro, es lo que está faltando.

M.J.D.: Usted tiene el temor de que esas nuevas generaciones no puedan desarrollar un espíritu crítico...

C.J.: Si uno no entiende bien lo que lee, lo malinterpreta, y las buenas ideas nacen en la soledad. Si no tenemos la capacidad de estar recogidos, pues entonces las preguntas que se hacen van a ser las que no son. Y las razones y las ideas van a estar desenfocadas. Eso se demuestra en muchas de las respuestas a mi carta, como la de Daniel Pardo, en la que él hacía toda una argumentación sobre premisas falsas… Él leyó mal mi carta: me dice que soy un crítico de las nuevas tecnologías, y en realidad eso no es lo que digo en mi carta.

M.J.D.: ¿Qué pasa cuando los profesores no logran tocar el alma de los estudiantes?

C.J.: Pues se renuncia. O por lo menos, hay una frustración grande. Y de hecho, mi carta demuestra algo de eso. No estoy tirando la toalla, como muchos han dicho, sino pidiendo un tiempo para pensar.

M.J.D.: ¿Y a qué conclusiones ha llegado con todas estas reflexiones?

C.J.: Pues como se ve en la carta, no he llegado a ninguna conclusión todavía y si hay algún responsable de que mis estudiantes no hayan logrado redactar un párrafo, ese soy yo. Mi decisión es radical. Llevaba dos años ensayando alternativas que no producían buenos resultados. Y decidí que necesito pensar, parar. Voy a leer, quiero saber qué están haciendo los colegios, quiero prepararme mejor.

Semana.com ©2008.
Todos los derechos reservados.

domingo, 18 de diciembre de 2011

DEBATE ABIERTO

Un profesor de la javeriana se queja del nivel de sus estudiantes, dice que renuncia por ello, por la baja calidad. Una estudiante le responde manera magistral, lean pues:


Está que arde el debate iniciado por la carta de renuncia del profesor de la Universidad Javeriana.
Señor Camilo Jiménez:

Mi nombre es Victoria Tobar, tengo 20 años, soy estudiante de Comunicación Social con énfasis Audiovisual de la Universidad Javeriana, y leí su emotiva carta de renuncia. Encontré en su declaración una serie de inconsistencias en los motivos que sustentan su renuncia.

Con respecto al segundo párrafo, me parece que su argumento, básicamente, es que sus estudiantes deberían saber escribir un resumen decente porque vienen de familias bien, comen bien y estudiaron en colegios bien. En ese orden de ideas, si bien entiendo, tomar aguadepanela, comer huevito con arroz, tener un papá carpintero o celador y no haber salido nunca del país son condiciones de la existencia que atrofian el cerebro, la capacidad de análisis y la actitud crítica. Su declaración es sumamente injusta. Es una extensa -y en varios puntos, desacertada- crítica de la disposición actual de los estudiantes hacia el aprendizaje.

Porque le recuerdo que a eso vamos a la universidad: a aprender.
Lo que veo en su columna es que usted sería feliz con un salón lleno de gente experta, con una capacidad de análisis y redacción tan perfecta como la suya, de manera que su tarea se pueda limitar a leer y calificar genios.

Después de una crítica sobre la disposición de sus estudiantes (que cada vez iba pareciendo más una crítica a sus capacidades y tomando un tono algo ofensivo, como aquel que refleja esa frase "no pudieron pasar del resumen"), pasa usted a considerar la posibilidad de que el problema sea usted, y no ellos, cosa que me parece por lo demás muy válida. Lo que sí no lo es, es la actitud que toma usted ante tal consideración. Unas afirmaciones que transpiran sarcasmo y que se encargan de lavar sus manos de cualquier indicio de culpa. Creo que usted y todos nosotros tenemos claro que las presentaciones en PowerPoint y las películas-resumen no son la mejor herramienta de aprendizaje. Sin embargo, hay algo que no entiendo. Usted critica, principalmente, la actitud adormilada de sus estudiantes, su ausencia de espíritu crítico y, en consecuencia, sus largos e incómodos silencios durante sus clases. Le pregunto, ¿cree usted que un resumen es el mayor fomento del espíritu inquieto y crítico? Cuando un gran profesor de cine, que tuve hace un par de semestres, me explicó qué era el neorrealismo italiano, no tuve espacio para la duda. Lo que hice con el concepto que él introdujo abrió infinitos escenarios de duda y debate. Humildemente le sugiero: si usted quiere dar una clase en la que la crítica, la duda y el debate sean los protagonistas, (haga) que su eje transversal no sea saber hacer un resumen. ¿Qué le puedo preguntar a un resumen? Con esto (no) quiero decir que no sea fundamental para un editor escribir bien y manejar la economía de medios, pero creo que sus críticas deberían ser más coherentes con el tipo de contenidos que ofrece en su clase.

Si se queja de que no hay estudiantes con un espíritu curioso y crítico, yo me quejo de que no tengo profesores que siembren en mí la duda y las ganas de saber. Porque si hay algo que creo es que las ganas de aprender de un estudiante residen, en gran medida, en las ganas del profesor de que sus estudiantes aprendan. El semestre pasado, un profesor de 27 o 28 años hizo que yo entendiera a Félix Guattari, cuando para mí -antes de ver esa clase- el deseo solo era interesante si se entendía como las ganas de follarse al prójimo. Y lo hicieron otros estudiantes. Todos quisieron entender y el profesor no descansó hasta que lo logramos. Si sus estudiantes, al entrar a su clase, no sabían hacer un resumen, su meta como profesor era enseñárselo.

Considero una falencia creer que el único conocimiento válido es el que reside en los libros. Esa es la premisa que está detrás de toda su exposición. Entiendo que pueda ser su visión como editor y que, cuando usted tenía la edad de sus estudiantes, esa fuera la única, pero déjeme contarle que hay otras formas, igualmente válidas.

Creo también que su afirmación según la cual las ideas solo pueden nacer del silencio y la introspección es debatible. Si bien algunas de mis ideas y preguntas -no solo académicas, sino también sobre la vida- surgen desde ese estado de soledad, muchas otras surgen desde la interacción con personas y puntos de vista. La época en que vivimos permite que esas personas y esos puntos de vista se manifiesten por medios diferentes de la palabra, y no es una desgracia, es una suerte. Hay blogs de arte, de música, de fotografía, de política, de diseño... Y allí mismo, alguien, en cualquier lugar del mundo, ha condensado una forma de ver la vida. Esta carta es una prueba de ello. Es una idea que, si bien se materializó en la palabra, surgió de uno de esos medios que usted tanto critica: Twitter. Si no fuera por ese medio, tal vez nunca habría tenido noticia de la polémica que su carta ha desencadenado, y, en ese sentido, esta carta, sin importar la validez de su contenido, es un argumento en su contra, al igual que todas las respuestas a favor y en contra que ha recibido hasta ahora. Creer que los nuevos medios solo sirven para que los jovencitos hablen mierda es, como mínimo, ingenuo.

Hice un conteo similar al suyo. He cursado un total de 29 materias y nunca he repetido profesor. De esos 29 profesores, 3 me han enseñado algo, y uno ha hecho el esfuerzo. 25 profesores han pasado por mi vida desapercibidamente. ¿25 estudiantes no le dieron la talla? Bueno, a mí 25 profesores no me la han dado, y a mí no me pagan; yo pago. Sé que no es su culpa que nosotros los estudiantes no denunciemos este tipo de cosas. Este es un intento por empezar a hacerlo, como ustedes, profesores, diariamente lo hacen.

Entiendo que se haya cansado de su oficio. Nadie está obligado a permanecer donde no quiere estar. Me parece injusto que la culpa (porque hay culpables en su texto) sea de sus estudiantes, que "no pudieron" con usted. Humildemente, creo que su cansancio radica en que para usted la docencia es eso, un oficio. Ser profesor requiere de una vocación inmensa, tan grande, quizás, como la de un médico. Lo invito, con todo respeto, a que considere la posibilidad de que usted se haya ido porque se dio cuenta, tal vez, muy en el fondo, de que enseñar no es lo suyo.

No le pido que vuelva. Agradezco la sensatez de haberse ido. Me imagino que a usted no le gustan los médicos que, durante la consulta, no lo miran a los ojos. A mí no me gustan los profesores que no pueden asumir su responsabilidad. Al igual que usted, termino esta carta con un incómodo nudo en la garganta.

Tomado de http://alfinvictoria.blogspot.com/2011/12/carta
-para-camilo-jimenez.html
Victoria Tobar

miércoles, 30 de noviembre de 2011

PEDAGOGÍA EXISTENCIAL POR SIEMPRE



UNA PEDAGOGÍA EXISTENCIAL PARA LOS MAESTROS ENAMORADOS DE LA VIDA.



PARA AQUELLOS QUE NO QUIEREN VER LA MUERTE DEL PLANETA,



PARA LOS QUE NECESITAN ENCONTRAR OTROS RUMBOS, OTROS HORIZONTES, DIFERENTES PANORAMAS.



UNA PEDAGOGÍA EXISTENCIAL ESCRITA POR POETAS, EXPUESTA EN LAS PINTURAS, CELEBRADA EN CARNAVALES, SIEMPRE ALEGRE CANTADA POR JUGLARES.



UNA PEDAGOGÍA EXISTENCIA CON AROMA A BOSQUE, CON SABOR A HIERBA, CON MÚLTIPLES COLORES VIVOS QUE INVITEN A LA PAZ, UNA PEDAGOGÍA PARA EXISTIR EN EL AMOR, EN ARMONÍA, PARA FORMAR UNA NUEVA ÉPOCA DE SERES MÁGICOS EVOLUCIONADOS, INTERPRETES DE LA DANZA DEL COSMOS.



PEDAGOGOS REVOLUCIONARIOS AL SERVICIO DEL ASOMBRO.






MAKAMORO



miércoles, 16 de noviembre de 2011

SE REQUIERE DOCENTE



SE NECESITA UN DOCENTE DISTINTO, EXTRAÑO, LOCO, JUVENIL, AMOROSO Y MAGO...



QUE ENTIENDA A LOS JOVENES, QUE DESOBEDEZCA A LOS RECTORES Y COORDINADORES IGNORANTES.



QUE BUSQUE EL BIENESTAR Y LA CURIOSIDAD



QUE NO LE APUESTE A LA CALIDAD BUROCRATICA, QUE SE ENCUENTRE EN LA EXIGENCIA, EN LA MANO FIRME, EN LA MANO AMIGA...



SE BUSCA UN DOCENTE ARTISTA, ESTUDIOSO, CRÍTICO, AMANTE DE LO NATURAL, HUMILDE EN SU PROCEDER, ORGULLOSO DE SU SABER.



NO QUEREMOS MÁS PEDANTES, NO QUEREMOS MÁS MEDIOCRES, NO QUEREMOS MÁS AUTORITARIOS...



REQUERIMOS UN DOCENTE SABIO, TIERNO, DE HUMOR FINO, ACTIVO, DINÁMICO, DE OPCIONES REVOLUCIONARIAS.



PARA CAMBIAR LA SOCIEDAD, PARA SOÑAR CON LA JUSTICIA, PARA CREAR RESPONSABILIDAD Y AUTONOMÍA NECESITAMOS UN DOCENTE DIFERENTE, INTEGRADOR DE CONOCIMIENTOS, DESCUBRIDOR DE TALENTOS, PROMOTOR DE LA INTELIGENCIA, IMPULSOR DE LA SENSIBILIDAD, CONSTRUCTOR DE COMUNIDADES.



SE REQUIERE UN DOCENTE DISTINTO PARA UNA ESCUELA DIFERENTE, PARA UNA SOCIEDAD NUEVA, UN DOCENTE LIBRE Y NATURAL.






MAKAMORO.



lunes, 31 de octubre de 2011

CARTA A LOS COLEGAS







Nos dijeron que la calidad educativa tenía que ver con muchos formatos, tiempos extras y formación empresarial, tu vienes siendo mediador entre el cliente y el proveedor del servicio. Hoy serás el burocrata del aula.



Dijeron además que eso de la calidad educativa no tiene que ver ni con tu preparación profesional, ni con tu salario y mucho menos con tu calidad de vida. Eres sólo un funcionario, nada más.


Nos dijeron que educar tenía una sola función: la de servirle al mercado y al comercio, los estudiantes sólo estan allí para aprender a trabajar, negociar, vender y comprar.


Nos dijeron que debe haber muchas asignaturas de estudio y que unas son más "inteligentes" que otras, que debes impulsar a los estudiantes sabios y excluir a los idiotas. Que el mundo es así y que la escuela debe preparar para ello.


Dijeron que debes tener carácter de madre comunitaria, alcances de psicologo, poderes de bruja, paciencia de tortuga, resignación... pero a la vez debes solucionar problemas, debes estar dispuesto a servir y a ayudar. Por ello no te pagaran más.


Debemos suplir a la familia ya que ellos estan trabajando, por lo tanto tu eres quién debe educar, tu serás el referente básico de la sociedad. La familia está produciendo y eso es lo más importante.


Han dicho tantas cosas sobre nuestra profesión que hoy andamos confundidos agravando la situación.


Tomando el fúsil de la irreverencia y lanzando la granada de la insurrección te invito a ser un docente de la revolución.


Un docente distinto que ame su profesión, un docente sabio que crezca y evolucione, que se algo distinto al ciudadano común.


Un docente que responda y pregunte, que explore y oriente, que apoye y escuche, que aprenda y que enseñe.


Que no se burle de los niños, que sea capaz de comprender la diferencia, que no promueva la violencia y que no generé temor.


Que sea un gran impulsor de la pasión, que exija bondad, que confronte la verdad, que ame la belleza, que sea capaz de dialogar, asombrar, demostrar, crear...


Se necesitan docente distintos, libres, estudiosos, amorosos, juguetones, seres responsables, docentes orgullosos de su saber pero humildes en su proceder.


No queremos más a los docentes autoritarios, los ausentistas, los ignorantes, los perezosos, los unidimensionales.


Buscamos otros docentes que puedan sacar a esta sociedad de la violencia, la injusticia y la pobreza.


Maestros de otro talante, de altura existencial, capaces de proponer el amor y la paz.




Makamoro

























lunes, 3 de octubre de 2011

PONENCIA CONGRESO DE LOS CINCO CONTINENTES


EFECTOS DE LA GLOBALIZACIÓN EN LA SALUD MENTAL

HACIA UNA ECOLOGÍA DEL MUNDO SOCIAL

DIVAGACIONES SOBRE UNA HUMANIDAD ENFERMA


“En lugar de mantenerse en la eficacia embaucadora de los trofeos económicos, se trata de repropiarse de los universos de valor en cuyo seno podrán volver a encontrar consistencia procesos de singularización. Nuevas prácticas del sí mismo en la relación con el otro, con el extranjero, con el extraño: ¡Todo programa que parecerá bien alejado de las urgencias del momento! Y in embargo es en la articulación: de la subjetividad en estado naciente, del socius en estado mutante, del medio ambiente en el punto en que puede ser reinventado; donde se dilucidará la salida de las crisis más importantes de nuestra época”.
Felix Guattari.

¿Podremos sentir y asumir el hambre de África o de Haití? ¿Podremos asumir y comprender la profunda enfermedad de la sociedad de los Estados Unidos consumida en la droga y la delincuencia? ¿Asumiremos el problema de la violencia desmedida y el narcotráfico en México?

Por supuesto que el panorama muestra un planeta humano profundamente enfermo, sociedades desiguales, violencia extrema, consumo masivo de narcóticos, corrupción de gobiernos que en nombre de la democracia explotan, dominan y se enriquecen a costa de la ignorancia de los pueblos. Una Europa que sigue siendo vencida por sus economías frágiles, por sus racismos extremos, por su carga histórica de explotación, piratería, colonialismos violentos.

Miramos y las utopías desaparecen, no hay un horizonte que muestre la igualdad, la fraternidad y la libertad del sueño francés, no nos gusta Cuba porque no comercia, no nos gustan las comunidades pacíficas porque no compiten como empresas, no nos gustan las guerrillas colombianas porque secuestran y destruyen selvas.
¿Qué nos podría salvar? ¿Qué nos podría defender de la misma humanidad y su desarrollo ciego?

La globalización no nos ha dejado mucho, la posibilidad quizá de tomar coca cola en el desierto y de conseguir una hamburguesa en China, lo que se ha hecho global es la pobreza, la injusticia, la guerra, no hay negocio más transnacional que la venta de armas: Israel, EEUU, varios países europeos se enriquecen con sus altas negociaciones de muerte.

La globalización nos deja bancos extranjeros en economías sudacas (que ironía), la globalización plantea una permanente guerra al terrorismo creando guerras burlonas contra pueblos indefensos; la globalización nos habla permanentemente de seguridad y defensa cuando los que esgrimen esa defensa son los que más atacan. El terrorismo de los poderosos y sus economías asfixiantes son las expresiones globales de un mundo sometido al poder de los políticos del norte, de las industrias tóxicas, de las multinacionales del petróleo y el hambre.

La minería vuelve a mostrar que América sólo es un terreno por explotar, Canadá se viene con todo al sur para adueñarse del carbón, el hierro, la plata…, Brasil sólo es mirada como una gigantesca empresa de madera, oro, caucho, petróleo, así esto signifique acabar con el Amazonas.Obviamente es un planeta enfermo, es
un planeta que ha convertido a las sociedades humanas en un peligro que rompe todas las ecologías posibles, la pobreza, la guerra y el consumismo acaban con cualquier equilibrio, externo e interno.

Vemos a los japoneses persiguiendo ballenas en masacres desmedidas, vemos a los indignados protestando en el mundo contra las economías torcidas de los Estados corruptos y su presidentes degenerados, vemos a unos gobernantes fascistas pregonando odio y guerra a nombre de seguridades democráticas, vemos a los chinos invadiendo el mundo con productos de baja calidad, sentimos que la economías solo le sirven a los poderosos y multimillonarios y que esas mismas economías arrojan al desempleo y a la economía informal cada vez a más gente creando grandes problemas ambientales y extremas pobrezas.

Las enfermedades proliferan, el cáncer, el sida, la depresión, las compulsiones, el suicidio están a la orden del día, causas hay múltiples, todas atraviesan el modo de vida que Occidente ha impuesto, todas pasan por el desarrollo del capitalismo, todas están sujetas a las concepciones sobre el poder y las falsas representaciones que se han creado desde el mercadeo sobre la felicidad, el amor, la libertad, ideales convertidos en producto y mercancía.

Los medios de comunicación masiva corrompen, todo lo venden, todo lo hacen show, todo lo convierten en espectáculo, en mentira masiva, en violencia visual. El fútbol cada vez más global es cada vez más idiotizante.

Pensar una ecología humana nos obliga a retomar a Felix Guattari y a Edgar Morin, quizá en ellos encontremos modelos de comprensión; Guattari nos dice lo siguiente: “Sea como fuere, me parece urgente deshacerse de todas las referencias y metáforas cientifistas para forjar nuevos paradigmas que serán más bien de inspiración ético estética.” Y Morin (siete aprendizajes para el siglo XXI) habla de la ciudadanía mundial, de la conciencia planetaria, de la patria planeta, entonces comprendemos que el problema le corresponde tratarlos a los aparatos de educación.

Le corresponde a la red educativa mundial enseñar a reconocer que el modelo capitalista le esta haciendo daño a la vida, que la guerra no es camino, que el reconocimiento de los valores locales, de las culturas propias, de las concepciones mágico religiosas deben ser comprendidas, difundidas y aceptadas, que hay una urgencia inmensa de reconstruir la carta magna de los derechos humanos y reconocer como valor supremo la diferencia y la pluralidad.

Un movimiento mundial de reconstrucción espiritual y mental que nos una a la vida y al respeto de los otros seres con los que cohabitamos, un movimiento mundial que coloque a la ciencia como poderoso instrumento de protección y salvación, un movimiento que haga de la política y la ética el camino efectivo a la ciudadanía planetaria.

Educar, formar docentes con conciencia ecológica, con conciencia política, con conciencia social; formar docentes con criterios comunitarios, con experiencia sinérgicas, con visiones pacifistas.

Ante un mundo globalmente enfermo necesitamos una reconstrucción de la mente, del espíritu, del trabajo y la conciencia ambiental, preocupaciones profundas que tendrán que asumir el cuidado del agua, de los bosques y de la tierra, tareas claves para hacer de lo humano una concepción de especie que ame la vida y la proteja.

Para comprender el mundo actual y poder sugerir una propuesta de nueva vida y nuevo mundo tendremos que mirar a las antiguas comunidades indígenas, allí queda una utopía, pero es una lastima pues Europa y estados Unidos han comprobado una y otra vez que no les gusta lo que no es de su color., ellos, los Estados poderosos son el problema de la humanidad, son la amenaza globalizada, son el espíritu que arrasa todo y que todo lo consume pero que también le gusta morderse la cola.

Manuel Camilo Morales Rojas.
Docente.

jueves, 1 de septiembre de 2011

DESAPRENDER

DE CÓMO ENSEÑAR A DESAPRENDER
A UN ESTUDIANTE DE PRIMER SEMESTRE DE EDUCACIÓN SUPERIOR


“”Lo que se convierte en instrumento nuestro, lo que nos ayuda a pensar y ver el mundo y a nosotros mismos de manera diferente, nunca se olvida, como no se olvida el idioma en que hablamos. Olvidamos lo que no podemos integrar a nuestro ser… Sólo se recuerda aquello que hemos aprendido a pensar por nosotros mismos en su significado”.
Estanislao Zuleta.


Misión dura y complicada recibir a los estudiantes que acceden a la educación superior es complicado pues ellos vienen con todo un proceso de secundaria, un bachillerato que desestimula el aprendizaje y convierte el conocimiento en un aburrimiento absoluto. Aún no sabemos si el culpable de esto es el Estado que quiere mantener así la educación o si son los docentes que carecen de formación pedagógica y didáctica, tal vez las dos.

Comencemos, con la gran mayoría de jóvenes hay que potenciar el ego, constantemente están diciendo: no puedo, eso es difícil, yo no soy bueno para aquello…, entonces hay que hacer un ejercicio de reconstrucción de la potencia, decirles una y otra vez que sí son aptos.

Hay otros a los que se debe enseñarles que aprender no tiene nada que ver con las notas ni los porcentajes de rendimiento, que estudiar no es un rito de nemotecnia, ni de estadística, decirles que leer es agradable, que escribir es posible, que no deben dar respuestas sino generar preguntas. (Hay una confusión muy seria entre rendimiento escolar y aprendizaje).

Los estudiantes que entran nuevos a la universidad llegan con miedo, llegan expectantes, muchos de ellos no saben a qué llegan en realidad y si el docente que los recibe les aplica un conductismo a ultranza ese estudiante se pierde, abandona, se frustra, no encuentra un lugar allí, sólo hostilidad.

Muchos de los estudiantes que se disponen a un primer ciclo universitario se encuentran con otros estímulos más poderosos que el interés por el conocimiento, llegan al encuentro con otros, se integran a la vida social, afectiva, sexual, espiritual, política…, vienen a consolidar o a descubrir la existencia y en el espacio universitario se convierten en sujetos inmensos de desarrollo humano integral, no unidimensional. Vienen a ejercer su ser y a observarlo crecer.

Por lo tanto quienes educan y disponen programas deben abrir ventanas a lo cultural, a lo festivo, a lo que implique reflexión, al pensamiento crítico. Nada mejor que un campus universitario para estudiar y conocer otros mundos posibles, otras realidades, otros entornos, conciencia universal.

Para que los estudiantes desaprendan el hastío que crea la educación secundaria debemos propiciar algunos elementos como:

- La enseñanza para el trabajo en grupo, colaborativo, cooperativo. La secundaria vuelve egoístas e insolidarios a los jóvenes por lo tanto el gran reto está en enseñar a hacer equipos, a generar sinergias, a asumir responsabilidades con los otros y por los otros.

- La oportunidad de que el estudiante se explore a sí mismo y descubra fortalezas y debilidades, miedos y seguridades.
Es decir, en ese primer semestre deben ejercer los docentes orientadores, más que los instructores, aquellos que propicien y permitan la introspección del joven, que conduzcan al “conócete a ti mismo”.

- Un nuevo acceso a experiencias de lectura significativa, dinámica, excitante.
Los nuevos estudiantes traen una baja y distante relación con el mundo de los textos por ello hay que aproximarlos a los mejores, a los que impulsan, a los que excitan, a esos textos que propician goce (hay que enseñarlos a gozar, hay que leerles, hay que darles lecturas, no imponérselas para evaluarlas) y con ellos y de manera especial el acceso al mundo del buen cine, de lo audio visual, de lo tecnológico. Ellos leen pero no como nosotros lo hacíamos hace 20 años, el mundo ha cambiado.

- Experiencias de escritura que vayan más allá del papel y el lápiz. Escritura con fotografía, con pintura, con modelado…, con todo aquello que permita la expresión, por eso ese primer semestre debe estar invadido de arte, de danza, teatro, música, en donde el joven exprese, esa es la intención de la escritura.
Y escribir, claro, pero no el ensayo técnico y sesudo (esto es posterior, es producto de la construcción intelectual), sino la poesía profunda, el cuento creativo, la noticia y la crónica de los días, el guión de los títeres, la canción para dedicar.

La academia no puede hacerse excluyente, no es “lo mejor para los mejores”, es lo mejor para todos, debe hacerse incluyente, debe generar pertenencia con ella misma, debe armar lazos de amor profundo con el conocimiento.

No ahuyentemos a los jóvenes, seduzcámoslos en la universidad, que lleguen y pasen por ella y que la disfruten, que no entren con los miedos sembrados por la secundaria aburrida, permitamos que ellos aprendan un nuevo mundo fantástico y asombroso en las entrañas de la academia, ese mundo encantador de la ciencia, el arte y la técnica ¿existirá algo más asombroso?




Manuel Camilo Morales Rojas.
Licenciado en educación.
Especialista en orientación educativa y desarrollo humano.





miércoles, 24 de agosto de 2011

Para ser



PARA SER PEDAGOLOKO TIENES QUE SER CAMINANTE...



HABER PASADO POR EL ARTE, HABER ENTENDIDO LA CIENCIA, HABER DIVAGADO EN LA FILOSOFÍA...



PARA SER UN PEDAGOLOKO DEBES AMAR LA VIDA, LA JUVENTUD, LAS ANSIAS DE APRENDER.



PARA HACERTE UN PEDAGOLOKO DEBE SER UN AMANTE DE LA LECTURA Y UN ESCRITOR DE TIEMPO COMPLETO, DEBES HABER CONOCIDO A LOS POETAS LOCOS Y A LOS MÚSICOS BOHEMIOS.



DEBES TRATAR BIEN A LA GENTE, DEBES SER PACIFISTA, DEBES BAILAR ROCK AND ROLL Y AMAR LOS JAGUARES Y LAS ANACONDAS.



UN PEDAGOLOKO APRENDE DE LOS NIÑOS, LOS GATOS Y LOS PERROS. AMA MARIPOSAS Y PÁJAROS Y SE ENREDA CON CUANTA ARAÑA SE ENCUENTRA.



LOS PEDAGOLOKOS EXPERIEMENTAN EN ESCUELAS PARA DEMENTES.



SIEMPRE TOMA TINTO CON EL VIEJO DEL BARRIO,



EL PEDAGOLOKO SE ENCANTA CON LAS MONTAÑAS Y AÑORA EL MAR.





¿TE GUSTARÍA SER UN PEDAGOLOKO?






MAKAMORO







lunes, 8 de agosto de 2011

DESPUÉS DEL VIAJE


NUEVA TIERRA, NUEVO RUMBO
UN PEDAGOGO ENCONTRANDO UNA REVOLUCIÓN


"Todos los días la gente se arregla el cabello, ¿por qué no el corazón?”
Ernesto el Che Guevara.


En la aduana, entrando a La Habana, revisaron más de la cuenta el pasaporte, lo sacudieron, lo pasaron por la maquina de rayos X, contaron sus hojas, escudriñaron la foto y dedujeron lo obvio: un colombiano en Cuba.

No llevaba en la maleta el polvo temido, no había en ninguna parte de mi cuerpo algo que hiciera suponer algún atentado, solamente soy colombiano y resulto sospechoso por naturaleza.

Todos mis sueños se estaban materializando, visitar una revolución de carne y hueso era una realidad, allí mis dos piernitas que habían caminado senderos caseros hoy caminaban por la tierra de una isla calurosa enteramente revolucionaria que sacudió con todo su peso mi conciencia adormilada, anestesiada por los ruidos de estas ciudades invadidas de centros comerciales y vendedores ambulantes.

Viajé a encontrarme con los participantes de un encuentro de psicología, viajé a contarles que yo creo en una escuela distinta y que a los revolucionarios los considero portadores de una mente divergente, que la pregunta que venía a ventilar es si en el mundo en el que yo vivo, mi país bicentenario, violento, corrupto, alienado…, sería posible hacer una escuela para este tipo de seres.

No resolvieron mis preguntas rebuscadas con inmediatez pero sí me dejaron ver que hay otras preguntas que inquietan a la extensa América, una amenaza sobre la juventud que desde México hasta Argentina se cierne: la violencia de pandillas, maras, jóvenes desempleados que disparan antes de hacer cartas; el mundo mal-erotizado de un “reguetón perrero”, jóvenes que excluidos de los sistemas escolares encuentran en la calle la barra brava, el delito, los alucinógenos, niños que se hunden en una onda de permanentes e idiotizantes modas que no respetan fronteras ni sutilezas idiomáticas, se impone con una violencia de seda.

También, todos estos psicólogos inquietos y dialogantes me dijeron que temían mucho por la gran marea que el neoliberalismo ha impuesto sobre las escuelas del sur, el desdibujamiento de los docentes ante los procesos de la gestión de la calidad, la escuela invadida por los discursos administrativos e industrializantes, todos con grandes intenciones de transformar la escuela en una empresa no sabemos de qué tipo, trabajando sobre estándares y homogenizantes impuestos por la multinacionales de “la calidad”: Campañas de escuela para todos con criterios de mano de obra barata, en donde el trabajo sin empleo se impone coincidiendo que el único lugar en Latinoamérica donde no aparece el temible desempleo es aquel que nos recibe para posibilitarnos el contraste.

Los psicólogos parlantes hablaron de las urgencias contra la terapia de farmacia que enferma, plantearon volver en sus prácticas de análisis a lo tradicional y chamánico, a la caricia de mamá que lo cura todo y a la música que hace danzar conciencia y cuerpo. Hablaron de hierbas y de aromas, hablaron de pases de magia y de cantos al sol, hablaron de una abordaje diferente de la ciencia dentro de la holística y la complejidad, a los nuevos alcances de la psicología como potenciadora del desarrollo humano integral, dijeron que hoy se piensa diferente la acción de la terapia y que es una emergencia nutrir el discurso y la acción del psicólogo de una interdisciplinariedad amplia, flexible, diversa que puede asumir al ser humano que el capitalismo cada vez arruina más.

La experiencia comenzaba a ser cada vez más intensa e interesante, por momentos escapé de tanta fluidez intelectual y las calles de plazas y calles de inmenso movimiento me atrajeron como imán, había que buscar los iconos rebeldes: Martí, José, en todas partes; el che, Fidel, Cienfuegos…Héroes de ayer, héroes presentes, que no estaban en la fría piedra sino en la vida común de una isla bloqueada por el monstruo del norte que no la deja respirar cómodamente.

El poeta que fundó esta Patria dice lo siguiente:

“Cuando se es joven, se crea. Cuando se es inteligente, se produce. No se adapta, se innova: la medianía copia; la originalidad se atreve”.
José Martí
Guías espontáneos que me quieren llevar a pasear a cambio de una camisa o de una moneda, no son los mendigos nuestros, son personas que aprovechan el turismo desbordado que visita la isla. No hay indigencia, no hay almacenes de grandes superficies, hay muchos hospitales, hay carros viejos, mujeres bonitas, niños en las escuelas, escuelas que ayer fueron cuarteles y que hoy reafirman la revolución de la cultura.

¿Cómo no caminar esas calles? ¿Cómo no asomarse al mar? ¿Cómo no moverse con la música de pianos de cola, bajos gigantescos de maderas sonoras, maracas, guitarras y tambores? Es una magia que por supuesto embriaga, es una presencia en una ciudad del Caribe que despierta los sentidos y exige una sonrisa permanente de asombro y placer.

Quería hablar de divergencia, allí la estaba viviendo, un mundo distinto al que conozco, una vida que no depende del comercio ni del consumismo, una sociedad que defiende, habla, circula ideas sobre soberanía, honor, dignidad; una sociedad que hace inmensos monumentos a los poetas y a los defensores del pueblo, una sociedad que vive su historia y que se proyecta a pesar de los centros hegemónicos del poder mundial de dinero. Estaba en un país que recicla todo y ama sus árboles.

Por supuesto que pregunté sobre la escuela, hablé con docentes, vi a los niños…, allí hay una sociedad distinta del conocimiento; la gente estudia, la gente encuentra en el intelecto su esencia, no hay restricciones ni exclusiones, la escuela está abierta y sobrevivir en ella es duro pues aunque es popular, democrática y masificada no es estúpida, no es mediocre, no tranza con el bajo esfuerzo, es una escuela exigente.

Entonces como pedagogo comencé a aprender, en este tipo de escuela el que avanza es el que logra disciplina, pero no esa externa, opresiva, autoritaria, de férula y castigo, ésta no es impuesta, surge de una necesidad vital, es la disciplina del carácter, es la de demostrar que la defensa de la revolución la hacen las ideas, que sólo una sociedad formada, estudiosa y capacitada podrá asumir su propio destino. La escuela de una revolución.

Son poco importantes los métodos y las estrategias didácticas (quizá son tan comunes y simples), lo que allí es importante es el por qué, el argumento, las inspiraciones; la búsqueda del sentido, del por qué se hace lo que se hace en el estudio cotidiano, esta es su manera de liberarse, esta es su manera de sostener el cambio, es una sociedad que se auto regula; es un nuevo camino, es una nueva perspectiva existencia del aprendizaje y la enseñanza: la construcción de una sociedad distinta, muy distinta a la nuestra. Martí decía así:


“Mi trabajo es cantar todo lo bello,
encender el entusiasmo por todo lo noble,
admirar y hacer admirar todo lo grande”

José Martí.


Entonces volví, a pesar de la protesta de mi sentido común, volví a pasar por la aduana amenazante (y volvieron a dudar de mi presencia y esencia pero como soy colombiano siempre estaré bajo sospecha) y aterricé sin saber en qué momento en una calle de mi ciudad, estaba rodeado de cantidad de gente que piensa en el negocio, en el dinero, en la deuda, en la ganancia, los locos en la calle, la indigencia creciente, la venta de comida, los asaltantes acechando, los ex ministros para la cárcel cinco estrellas, el fútbol y la televisión idiotizantes, la policía pidiéndome mis documento de identidad, otra vez bajo sospecha.

No se si la vida en la isla de la utopía sea el ideal de existencia, sí se que es muy diferente y que la escuela que nosotros tenemos adolece de lo que le sobra a ellos, sentido, ellos le otorgan sentido al estudio, graduarse no es un evento social, es un reto de vida. Estudiar significa asumir una sociedad que le hace una propuesta al joven, no la de la comercialización de la vida sino la dignificación de ella, allí se aprende para ser, no para tener.

Y hay música, y hay fiesta, y hay alegría…, el Caribe es así, con un mar inmenso, con un sol intenso, con unos héroes que invaden las esquinas celebrando la diferencia.

No se qué iré a hacer o a decir la próxima vez que vuelva al aula, lo que sí sé es que escucharé con más detenimiento a Carlos Puebla a Silvio Rodríguez y a Pablo Milanés.

La educación, el ser docente y el ser estudiante en una revolución cambian pues el sentido del conocimiento es otro.

En un parque surrealista de una calle perdida de La Habana me encontré con una estatua viva que dice:

“…dirás que soy un soñador
pero no soy el único”

Jhon Lennon.



Manuel Camilo Morales Rojas.
Licenciado en educación.




P.D:
El encuentro al que se asistió fue el IV congreso de psicología, bienal en Santiago de Cuba, IX taller de internacional de psicología latinoamericana y del Caribe. 18 al 22 de julio 2011, con la ponencia-taller “Es posible una pedagogía para mentes divergentes”.


jueves, 4 de agosto de 2011

Ponencia: ¿Es posible una pedagogía para mentes divergentes?


¿ES POSIBLE UNA PEDAGOGÍA PARA MENTES DIVERGENTES?


“En una sociedad y en una educación que supuestamente reclaman y piden creatividad e imaginación, la escuela real se encarga de disimularnos (a la vez que demostrarnos) que eso es falso, que la sociedad actual no tolera la imaginación, en tanto es una libertad en ejercicio, que ello es peligroso porque podría cambiar la realidad”.
Gustavo Cirigliano

Es primero de mayo, la invitación a una marcha por el centro de la ciudad seduce, hay tantas ganas de protestar, hay tantas ganas de gritar contra injusticias e incomodidades, hay muchas ganas de hallar cómplices y adeptos a un sentimiento de conciencia social, pero es un domingo frío y simple, habrá que ir tratando de encontrar elementos de coherencia.

Transcurre la marcha, las arengas eternas, los viejos comunistas, los nuevos anarquistas, los colados y los mirones, las mujeres liberadas y los otros sexos en contacto, a la marcha han llegado varios manifestantes, no los suficientes, la policía amenazante nos mira.

Y cuando menos pensamos unos cuerpos de sujetos veloces y ágiles rayan paredes, rompen vidrios se ensañan contra las oficinas de bancos, corre la policía, nos hacen llorar con las bombas ruidosas humeantes y mi grito de protesta se diluye, quedo insatisfecho y frustrado, nadie nos escucha, los medios de comunicación son indiferentes a esto, los pocos que van sólo cuentan de los vidrios rotos y las paredes escritas.

¿Quiénes serán aquellos que rompen vidrios y rayan paredes? ¿Qué o quién los impulsará para su vehemente forma de protestar? ¿Pensarán distinto?

Entonces me devuelvo a casa con la rabia comprimida y trato de buscar explicaciones a mi inocencia: ¿En dónde surge un rebelde? ¿Es una mente especial? ¿Qué hace la escuela con los que piensan distinto? ¿El nivel intelectual de este loco tira-piedra es el mismo de un traga-libros escritor de poemas? ¿Son mentes divergentes o mentes manipuladas?

Sobre todo mi pregunta se instala, luego de ordenar los inconformismos, en ese elemento del pensar distinto ¿Qué es pensar de forma divergente? , reviso a Freire, a Perkins, a Feuerstein, retomo a Giroux y a Mc Laren y recuerdo entonces también a Freinet, Decroly y Montessori, todos sin medir distancias han dicho que hay que darle énfasis a la formación en el pensamiento crítico, que hay que enseñar a pensar, que el papel de la escuela es la de despertar la conciencia, caminar hacia la innovación, hacia la mente creativa, incluso los marcos ideológicos de la educación neoliberal contribuyen con el tema y hablan del emprendedor y del proactivo como expresiones importantes de una educación que forma la inteligencia.

El objetivo de la escuela entra en contradicción y en ella comienzan a aparecer unos personajes de permanente controversia, los indisciplinados, los incorregibles, los que están al filo del reglamento, los que golpean, roban, que hacen irreverencia por oficio, son inquietos, groseros, agresivos y no sabemos si equilibrados emocionalmente, la mayoría son remitidos al psicólogo para ser “reparados”; nuestras escuelas andan llenas de jóvenes que militan en bandas, que se refugian en pandillas juveniles, que ya tienen en sus mentes y en actos negocios informales e ilegales. Provienen de familias frágiles de autoridad, marginados de muchas notas sociales, los niveles económicos varían, estos desadaptados aparecen en todos los estratos sociales y se hace evidente que la escuela en su tradicional función no los seduce, van allí porque es un lugar de encuentro, el lugar de la escuela ya no es para aprender, es para socializar otros discursos y otras practicas que se validan en la perspectiva de circunstancias de pobreza, corrupción, desigualdad, desempleo…, entonces comienzan a surgir otras preguntas anexas al fenómeno que indagan sobre el papel de los adultos, la función de los docentes, las prácticas de enseñanza, aprendizaje y evaluación, surgen preguntas sobre la pertinencia de la escuela y el conocimiento y los tipos de socialización que allí se agencian.


“Basándose en la idea de que la educación es el motor del desarrollo porque da conocimiento y el conocimiento impulsa la productividad, se idearon planes de formación de maestros que privilegiaron la transmisión de conocimiento sobre la creación de conocimiento. Se formaron así maestros especializados en distribuir y no en crear conocimiento. Se privilegió el resultado del pensamiento y no el pensar, el producto y no el proceso. Esto ha llevado a que los maestros tengan que ser autoritarios, memoristas, aburridores y, por tanto, a dar gran importancia en la cultura escolar al control, la disciplina, el castigo”
Rodrigo Parra Sandoval.


Cambiemos el panorama y alejémonos del problema social, observemos desde otro punto de vista donde la escuela, se supone, es orden, es disciplina, es el espacio para aprender a quedarse quieto, es para copiar a tiempo del tablero, del libro y del profesor…, semejante caricaturesca concepción tradicional de escuela debería generar sujetos que sean fáciles de dominar, pasivos, centrados, obedientes, muy parecidos a cualquier transeúnte de nuestras ciudades que marcha por el andén haciendo día a día lo mismo, como funcionario, como desempleado, como agente de la indiferencia.

Pero por ahí se cruzan unos extraños seres que se escapan de tan lúgubre institución y al lograr subvertirla se hacen personas importantes: artistas, publicistas, creadores, científicos, son seres inadaptados que muy a pesar de la escuela, con todas sus contradicciones, han surgido triunfantes atreviéndose a ser en cotidianas revoluciones que dignifican a los otros.

Quizá tantos ciudadanos poco deseables y ciudadanos deseables crecen a pesar de ese mundo escolar, ellos han estado allí, han tenido aula, han tenido maleta y lonchera, han tenido uniformes y han aprendido a formar pero sus caminos son otros, opuestos al mundo idealizado de la escuela formal. ¿Existe una pedagogía para los que no se adaptan?

La relación de los niños y los jóvenes con el conocimiento generalmente esta mediada por adultos, particularmente esto ocurre en la escuela formal pero si esa escuela y si esas personas no tiene claridad sobre las múltiples posibilidades de desarrollo de las generaciones que crecen entonces se convierten en unos grandes opositores del crecimiento. Los estudiantes y los docentes hacen otra cosa. Ni los unos enseñan y los otros no aprenden o por lo menos no lo que hace manifiesto el currículo escolar. Los directivos de las escuelas pensando el fenómeno como un negocio; los docentes enfrascados en discursos enciclopédicos y dictatoriales, los estudiantes manipulados por el consumismo y las circunstancias mediáticas, la música es poderosa transmisora de ideas y percepciones, la moda circula libremente imponiendo su frivolidad y vaguedad. Los roles sexuales se alborotan y en el día a día se llenan las calles de niñas embarazadas esperando niños que a la postre quedarán solitarios a expensas de quién sabe quién y de jóvenes delincuentes en ascenso, fuertes consumidores de psicotrópicos, desempleados en potencia, violentos al máximo, consumistas compulsivos de marcas y precios.

¿Existirá una pedagogía contemporánea que se acerque a pensar o a sugerir acciones para abordar una niñez y una juventud que en nada le interesa la escuela tradicional?

Edward de Bono hace una excelente propuesta general sobre qué significa la divergencia en el pensamiento, todo el contenido del pensamiento lateral, de la lógica inversa, de las siete cabezas para siete sombreros donde nos sugiere que todo podría ser distinto con jóvenes que hoy se inclinan más por el deporte que por el ejercicio del intelecto, que son más cercanos a la música que a las matemáticas, que no se sujetan a reglas así la escuela haga enormes esfuerzos por estandarizar y certificar todo.

Howard Gardner reconoce que hay diferentes tipos de inteligencia, que existen estilos de aprendizaje, que se puede asumir que la persona humana es multidimensional y que no puede ser sometida a un solo criterio de educación y que prima la acción didáctica sobre la acción instructiva.

En Colombia hay una experiencia escolar coordinada por Dino Segura basada en el constructivismo, lo primero que allí se ha hecho, en la Escuela de Pedagogía Experimental, es alterar el orden del ambiente escolar, desnormatizando roles, tiempos y espacios, transformando lo que significa la cultura escolar y haciendo de ella otro ambiente basado en la construcción de experiencias para el conocimiento.

Y seguiría la literatura, los autores famosos, los autores peligrosos y todo nos indicará que el problema de nuestra educación está muy lejos de ser una respuesta para un país que se debate en la violencia, en la corrupción en las continuas injusticias sociales, simplemente porque muy pocos están interesados en permitir que lo jóvenes piensen distinto.

“…Y ese proceso de enseñanza nunca es una mera transmisión de conocimientos objetivos o de destrezas prácticas, sino que se acompaña de un ideal de vida y de un proyecto de sociedad…; la educación es tarea de sujetos y su meta es formar también sujetos, no objetos ni mecanismos de precisión…”
Fernando Savater.

Son como tres fronteras las que aparecen en el escenario de la divergencia del pensamiento en los jóvenes. Jóvenes divergentes caídos en la delincuencia, jóvenes divergentes que renuncian a la academia y se dedican a oficios varios, se enrolan al comercio y al consumo; jóvenes alternativos que llegan a otro tipo de academia, a centros de arte y diseño, a centros de talentos deportivos, a escuelas de comunicación social o carreras profesionales intermedias o no convencionales.

El primer grupo es atraído por las bandas criminales, son jóvenes delincuentes que caen en el sicariato, la consecución de dinero fácil, se van de mulas o traficantes de ilegales y son intensos consumidores de sustancias alucinógenas, son divergentes pues la escuela los excluyó precisamente por su imposibilidad de adoptar costumbres y ritos cotidianos de esta escuela clásica y de una sociedad con doble moral.

El segundo grupo es una serie de jóvenes incomprendidos que la escuela no llenó sus expectativas, muchos de ellos no tiene los recursos para seguir escolarizados y terminan trabajando o comerciando desperdiciando grandes talentos; son hábiles para los negocios, son rebuscadores del diario pero su proyecto de vida se ve frustrado por su deprimido origen social y la ausencia de oportunidades laborales y de escolaridad.

El tercer estrato llega a las escuelas técnicas, llegan a los centros de arte y diseño, habitan otras instituciones intermedias, es una población que sigue escolarizada pero en otros términos, con una mayor flexibilidad; este grupo es usuario y creador de espacios creativos, inquietos y que generalmente impulsan la propia empresa explorando la innovación, son miembros de grupos creativos, de diseño, contestatarios en todo caso. Por supuesto las escuelas que los acogen son también alternativas, son de educación técnica y no tienen gran tradición ni respaldo social. El éxito de estas escuelas es que saben leer las inquietudes de una juventud que piensa el mundo distinto, son espacios escolares que se arriesgan a darle sentido a unos comportamientos y a unos estilos de vida que rompen con los estereotipos, donde también, especialmente los docentes, son distintos, profesionales que han andado igualmente por la contracultura y encuentran allí la posibilidad de ofrecer otras miradas y otras propuestas de aprendizaje, de enseñanza y de producción intelectual.

Arriesgarse a hacer una pedagogía distinta para todos esos jóvenes que piensan distinto y que quieren cambiar el mundo, hacerle un aporte sensible e intelectual implica que el docente circule por tres ámbitos de su quehacer pedagógico con el saber, Observemos estos componentes:




Con un docente que exhiba tres mínimas condiciones profesionales, así:


Agenciar una pedagogía divergente implica esto precisamente, que sea distinta aplicando una didáctica activa, dinámica, que genere praxis, que planteé, recursos, espacios, herramientas creativas que rompan con el aula convencional, que no se base en contenidos exclusivamente teóricos sino que éstos sean problematizados, que discutan, que se contradigan, que se problematicen en contextos reales y que el discurso expuesto en la magistralidad sea atractivo, novedoso, sugestivo.

El co-protagonismo lo logra un docente capaz de comprender vidas, que se convierta en acompañantes de proyectos de vida, haciendo parte del desarrollo intelectual (sentir, pensar y actuar) del joven. Lo logra un docente que no come entero, un intelectual que no tranza con el sistema, el formalismo y la estructura, que se ubica en un punto de observación cuestionante, que entiende y asume el mundo desde miradas alternativas, desobedientes, insurrectas con el orden establecido.

Por ello el criterio de su conocimiento y saber práctico es una opción permanente por la vida, es ecológico, es crítico, reconoce el encuentro entre la cultura y la naturaleza y opta por la defensa de la existencia. Es un defensor de los derechos humanos, es un trabajador psico-socio-cultural, desarrolla experiencias motivantes que dignifican otorgando sentido al ser, al pensar y al hacer.

Formar mentes divergentes implica hacer actos fuera de lo común, implica ver desde distintos puntos de vista un mismo fenómeno, implica que la relación de docentes-estudiantes sea un permanente dialogo sobre la vida. Educar personas distintas, singulares, autónomas, responsables, trascendentes será la ilusión de esta pedagogía, será contemplar la posibilidad de una generación que no destruya sino que construya.

Tal vez el próximo primero de mayo no tendrá los insurrectos que atacan los bancos en su frente visible, quizá ese día marche al lado de los jóvenes que propongan un espacio sin bancos, sin explotadores, sin violentos, tal vez seamos testigos de una nueva generación que disienta del capitalismo idiotizante, que no trance con tiranos extremistas, que proponga la defensa de la vida y que sea capaz de hacer una sociedad basada en la paz y el amor proponiendo una civilización de creadores, innovadores y revolucionarios.




BIBLIOGRAFÍA:

De Bono, Edward. Yo estoy bien tú estás mal. El camino hacia el nuevo renacimiento. Editorial Diana. México, 1990.
Gardner, Howard. Arte, mente y cerebro. Editorial Paidos. Argentina, 1987.
Segura, Dino. ¿Es posible pensar otra escuela? Editorial E.P.E. Colección polémica educativa. Bogotá. 2000.
Parra Sandoval, Rodrigo. La escuela violenta. Tercer mundo editores. Bogotá, 1992.
Savater, Fernando. El valor de educar. Editorial Ariel, Planeta. Bogotá 1998.
Maldonado, Miguel Ángel. Pedagogías Críticas. Editorial Magisterio. Bogotá, 2008.

jueves, 7 de julio de 2011

Hay que serlo, no aparentarlo...

UN MAESTRO, UN DOCENTE, EL PROFESOR ES 24 HORAS EDUCADOR.

NO HAY DISCULPA, EL MAESTRO DE VERDAD ES UN TESTIMONIO PERMANENTE DE SER CÍVICO, DE SER COHERENTE, DE SER CUESTIONANTE.

TRABAJA CON LA VERDAD, INVESTIGA EL DÍA A DÍA, NO CONSUME INFORMACIÓN LA CUESTIONA.

SU HONESTIDAD ES BANDERA PERMANENTE, SU SINCERIDAD NO SE OCULTA EN FALSAS DIPLOMACIAS, COMPRENDE, EXPLICA, CUESTIONA LA REALIDAD.

ES AFICIONADO A LA PREGUNTA, ES EXPERTO EN HISTORIA, NO SE DEJA IMPRESIONAR CON LA INMEDIATEZ Y LA FACILIDAD.

DA EJEMPLO, ES PACIFISTA PERO NO TONTO, PROTESTA CUANDO HAY QUE HACERLO, SE REBELA CUANDO SU CONCIENCIA LO INDICA, NO ES AMIGO DE INJUSTICIAS Y EXCESOS.

DETESTA LAS TIRANÍAS.

EL MAESTRO ES UN AGENTE HUMANISTA Y TODO LO QUE DIGNIFIQUE Y OFREZCA CALIDAD HUMANA ÉL LUCHARÁ POR ELLO.


POR ESO LOS MAESTROS SON TAN ESCASOS, EL MUNDO CONTRADICTORIO RENIEGA DE LOS SERES QUE DAN LUZ.

PARA SER MAESTRO HAY QUE SERLO INTEGRALMENTE, PERMANENTEMENTE

Y AUNQUE MUCHOS APARENTAN EL DOMINIO DEL MAGISTERIO SON POCOS REALMENTE LOS QUE LO EJERCEN.


MAKAMORO.

martes, 31 de mayo de 2011

Mi yo pedagógico.



Llegando a la escuela...



* Un compromiso diario con la historia, con la vida y con el universo.



Que al levantarte a trabajar se vaya al colegio contigo la ternura y la sesibilidad,


que contigo llegue al aula el espíritu loco e indagador de Alberto Magno, de José Celestino Mutis, de Pasteur...



Que contigo llegue al salón la conciencia estética de Leonardo, de Dalí, de Van Gohg...


Que sin duda llegues a diario con la magia del sabio de la tribu, con la fe del Chamán... con la credulidad de un niño.



Ojalá llegues al encuentro con los niños y los jovenes desarmado y en paz, sin odio ni resentimientos, ojalá te sientas bien contigo mismo.



* Un compromiso con la cultura, la comunidad y la creación.



Que al caminar en la mañana hacia el colegio lleves en tu maleta la conciencia despierta y alerta, ante las injusticias sociales, ante las mentiras del consumismo, ante los espejismos de la información de masas.



Debes llegar a trabajar con una alta dosis de asombro, con muchas ganas de escribir, con un hábito inmortal: el de leer, leer, leer...



Debes llegar convencido de tu ser Maestro que en el don de la palabra puedas encontrar los detonantes para incendiar, incitar, estimular las jovenes mentes, impulsando acciones liberadoras.



* Un compromiso diario con tu intelecto, tu espiritualidad y tu responsabilidad.


¡Eres maestro y tienes mucho qué soñar!


Es el momento de seguir creando una nueva Escuela.


¿Asumes el reto?



Makamoro












miércoles, 25 de mayo de 2011

EXTRAÑEZA



HE VISTO TU SOMBRA Y TUS PASOS, HE OLIDO EL PERFUME DE TU CUERPO EN LA HABITACIÓN OSCURA, HE ENCONTRADO AÚN TUS RASTROS POR AHÍ EN LOS LUGARES QUE CAMINABAMOS ATENTOS AL AIRE.


GRAN PRESENCIA QUE HABITAS LA MEMORIA, EL CUADERNO, LA REVISTA, EL CINE...,


PERMANENCIA DE TU ESENCIA,


UTILIDAD DE TU EXISTENCIA EN LA MÍA.


ERES UN EXCELENTE MOTIVO PARA RECORDAR,


ERES LA RAZÓN PARA VOLVER A ELEVAR COMETAS.


TE VOLVISTE ARCILLA, TE VOLVISTE FANTASMA, TE HAS HECHO DUEÑA DEL ESPACIO Y POR ESO TE ENCUIENTRO EN PÁJAROS Y FLORES, POR ESO SE DE TI EN CAMPOS Y PLAYAS.


CADA VEZ ERES MÁS REAL ENTRE MÁS TE DESVANECES FÍSICAMENTE,


CADA VEZ ERES MÁS CERCANA AUNQUE NO SEPA EN DÓNDE ANDAS.


ES MUY IMPORTANTE TRAERTE A LA MEMORIA, LA CABEZA GOZA Y EL ESPÍRITU BAILA, TODO SE HACE IMPORTANTE MIENTRAS PIENSO EN TÍ.


NO PUEDO OLVIDARTE POESÍA MÍA, AUNQUE YA NO TE ESCRIBA ME INVADES TODOS LOS PENSAMIENTOS.


SOY TU DEPENDIENTE AMANTE.


REQUIERO DE TUS LETRAS SUBLEVADAS PARA CALMAR MI SOLEDAD.




MAKAMORO.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Contra el Tablero

CUANDO PREGUNTES POR ELLOS ALGUNOS TE DIRÁN QUE HAY QUE SER MUY EXIGENTES, CALIFICARLES FUERTE, APRETARLOS, DEMOSTRAR QUE TU TIENES AUTORIDAD.


OTROS TE DIRAN QUE NO, QUE HAY QUE SOLTARLOS, QUE HAY QUE FOMENTAR EL VUELO, QUE HAY QUE CONFIAR EN LA AUTONOMÍA.


PENSARÁS ENTONCES QUE ESTE OFICIO DE MAESTRO ESTÁ EN UNA CUERDA FLOJA CONSTANTE, ENTRE EL TÍRANO Y EL PUSILANIME.


OPTARÁS ENTONCES POR CONFIAR EN EL SABER DEL PEDAGOGO,


AQUEL QUE NO NECESITA NI DEL GRITO NI DE LA AMENAZA, AQUEL QUE NO UTILIZA LA INDIFERENCIA Y LA LAXITUD,


COMPRENDERÁS QUE ESE SABER PROPIO REQUIERE ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE DEL PODER DE LA DIDÁCTICA, POR ESO ERES MAESTRO.


NO ERES NI AMAESTRADOR DE MASCOTAS, NI NIÑERA PRINCIPIANTE;


ERES EL MAESTRO,


ESE QUE SABE ENSEÑAR Y EL QUE ENTIENDE LAS DISTINTAS MANERAS DE APRENDER.


TENDRÁS QUE SOPORTAR OTRAS IMPORTANTES REUNIONES QUE TE ENTIENDEN Y ASUMEN COMO POLICÍA, PERO NO LO ERES,


ERES UN MAESTRO.




MAKAMORO

Un Maestro



INSPIRACIÓN EN LA CALLE.

La primera enseñanza será amar la vida, el primer aprendizaje que inspirarás será protegerla.
Tu ejercicio de docente no es sólo iluminar es mantener la luz que los otros traen.
Tiene que ver con saber comunicar sensaciones, pensamientos y acciones que transforman la existencia.
El maestro es un incitador de emociones, un encantador del mundo.

Makamoro

viernes, 13 de mayo de 2011

Profe


OFICIO DIFÍCIL.

Curioso oficio este…,
Estoy hoy con la nieta de la abuela de la frutería, con el niño del carnicero, con la ahijada de la señora Luisa, la del papá pandillero muerto.
Hoy tengo clase, allí está Jorge el científico, tiene el brazo partido por subirse a la antena de luz y bajar cometas, se tropezó y cayó, nada lo detiene hoy sigue elevando cometas; está Jazmín la niña que sueña con bailar, Néstor el niño del ebanista que hace barquitos con los palos de paletas, en el rincón está Edwin ha sido expulsado de varias escuelas, le gusta el fútbol y dibuja simios; está Damián, que le pega a los otros , no trae tareas, no tiene útiles pero le encanta abrir puertas.
Pasa el coordinador me controla el tiempo de clase, me dice qué porque hay tanto alboroto, yo le explico que estamos jugando y él me reclama que para eso está recreo, que por favor tenga domino de grupo.
Mi compañera del curso del lado acaban de sacarla en ambulancia, en ese salón del que ella está a cargo hay muchos problemas y ella todo el día, todo el fin de semana se lo pasa atendiendo niños y padres y no descansa, creo que esta mal del corazón, su corazón es bueno, pero su resistencia es baja.
El rector nos reunió en la mañana dijo en tono serio y ejecutivo que este mes no hay con qué pagarnos, luego se marchó en su lujoso carro pues tenía una importante reunión de directores, se iban al club a celebrar la fecha.
Una madre de familia me llega llorando, el marido la ultrajó, el niño se escapó de casa y nadie sabe de él, me tocará ir a la comisaría de familia, a mirar quién me ayuda a encontrar a José.
Llegó la jefe de calidad, una señorita con pinta de monja pero aprendiz de psicóloga, y me pasa un memorando, no he llenado las última rejillas, casi 200 hojas, me amenaza que estoy jugando con el puesto, me reclama que entonces qué estoy haciendo con el producto que voy a sacar a la sociedad.
Es entonces cuando me doy cuenta que ser profesor es cosa seria, me voy al escritorio convoco a los pelados, desenfundo de mi maleta un hermoso y usado libro, y a esos estudiantes curiosos les cuento nuevamente las historias que tanto les gusta, la biografía de Davinci, los cuentos de Cortázar y García Márquez, la vida de Luther King y algunas letras de canciones de Lennon y Marley, todos me reclaman que es necesario volver a leer a Verne, que necesitan saber quién es Nemo. Cerramos el libro y nos vamos a jugar al teatro, nos disfrazamos y ahora somos dioses del Olimpo.
La joven de calidad me ha reportado al director, el coordinador dice que soy perezoso y mis compañeros hablan que yo no enseño lecciones sino que la pasó bien con mis jóvenes, que pobre del profe que herede ese grupo.
Ser maestro es difícil.
Saldré y caminaré las peligrosas calles de ese barrio de gente desplazada, buscaré una esquina amiga con un cantinero viejo, el señor Rogelio, hablaremos de fútbol y compartiremos una cerveza, pero me queda sonando lo que en tono apocalíptico él me reclama: “bueno y usted que es profesor porque no enseñan a esos niños a comportarse, está generación está perdida”.
Yo lo miro, pienso, acabo mi refresco y le digo chao, tengo cita con el psiquiatra.
Mañana le cuento.

Makamoro.

lunes, 9 de mayo de 2011

Aprendiz


















Permanente aprendíz de los pájaros,



de cada flor y de cada nube,



aprendíz en la calle y en el bosque.






Para ello está el camino abierto,



la salida hacia la naturaleza,



la entrada al espíritu,



los sentidos en alerta.








Aprendíz de los viejos,


aprendíz de los locos poetas,


aprendíz del teatro y de la pintura.






Para ello el museo libertario,



la salida urgente de la ciudad,



la entrada necesaria a los árboles sabios,



las ideas reviviendo.






Aprendíz de los besos de mujer,



aprendíz del sexo y el placer,



aprendíz de las sensaiones y la ternura.






Para ello tu cuerpo, dama misteriosa,



la piel suave,



la salida al amor,



la entrada a la caricia,



un poema naciendo.









Makamoro.

domingo, 1 de mayo de 2011

Leer


DE ERNESTO SÁBATO - HOMENAJE ESPECIAL.

Discurso durante la presentación del Plan Nacional de Lectura
Ernesto Sábato

"Les quiero pedir a los chicos y a los jóvenes que lean"
por Ernesto Sábato

Discurso pronunciado por el autor durante la presentación del Plan Nacional de Lectura (Buenos Aires, Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, 18 de mayo de 2004). Texto difundido por Prensa y Comunicación del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología.

Queridos chicos:

He venido hasta acá porque quiero hablarles de la educación, de los libros, de la importancia decisiva que tienen en la vida de los pueblos y de las personas, y de la que han tenido en mi vida.

Han pasado tantos años y sin embargo aún conservo el recuerdo de mi escuela de Rojas y de aquel colegio de mi adolescencia donde, igual que ustedes, fui conducido a los umbrales del pensamiento y de la imaginación. Con una mezcla de rigor y de ternura nuestras maestras y nuestros profesores nos enseñaron a buscar la verdad, a la vez que se iba formando nuestro espíritu con valores esenciales. Junto a los saberes que integran la educación básica, ellos nos transmitieron algo de la heroica epopeya del hombre. A menudo nos sentíamos extraviados ante aquellos acontecimientos cuyos motivos últimos, sin duda, sobrepasaban lo que podíamos comprender. Por esos relatos, llenos de peligro y de pasión, lograban suscitar nuestro asombro, que es la piedra angular de la verdadera enseñanza. En aquel tiempo, se forjaron las ideas esenciales que me acompañaron a lo largo de la vida, y se echaron las raíces de todo lo que tuvo que ser.

Por eso he venido hoy, especialmente, para hacerles un pedido: les quiero pedir a los chicos y a los jóvenes, con la autoridad que me dan los años, que lean. Yo también he leído de chico, y fueron los libros quienes me ayudaron a comprender y a querer la grandeza de la vida. Quienes sembraron en mi alma lo que luego los años pudieron expandir. Leía cuanto llegaba a aquellas bibliotecas de barrio, donde primero a través de libros de aventuras, y luego, porque un libro lleva, inexorablememte, a otro libro, a través de los más grandes de todos los tiempos, esos que nos entregan los abismos del corazón humano, y la belleza y el sentido de la existencia.

Leer les agrandará, chicos, el deseo, y el horizonte de la vida.

Leer les dará una mirada más abierta sobre los hombres y sobre el mundo, y los ayudará a rechazar la realidad como un hecho irrevocable. Esa negación, esa sagrada rebeldía, es la grieta que abrimos sobre la opacidad del mundo. A través de ella puede filtrarse una novedad que aliente nuestro compromiso.

Privar a un niño de su derecho a la educación es amputarlo de esa primera comunidad donde los pueblos van madurando sus utopías.

Créanme, es necesario que nos dejemos todos empapar por la utópica búsqueda de una gran educación para nuestros chicos.

Lo he dicho en otras oportunidades y lo reafirmo: la búsqueda de una vida más humana debe comenzar por la educación. Como supo señalar Simone Weil, su tarea es "preparar para la vida real, formar al ser humano para que él mismo pueda entretejer, con este universo que es su herencia, y con sus hermanos cuya condición es idéntica a la suya, relaciones dignas de la grandeza humana".


Ernesto Sábato
()

jueves, 14 de abril de 2011

¿Y para qué te educo?


En últimas que te gusté la vida, que te apasione la salida del sol, que la luna te altere

y el agua te enloquezca.


Finalmente que viajes la tierra que conozcas sitios y placeres, que observes tragedias y accidentes,

que diferencies entre el bien y el mal.


Que tengas oportunidad de leer los libros más extraños, ver las pinturas más excitantes, que saboreés la fruta especial.


Que una noche de carnaval no pares de bailar.


Ante tiranos que protestes, ante las injusticias te rebeles, frente a los militares y sacerdotes desobedezcas,

que nadie se atreva a manejar tu conciencia.


En últimas, finalmente, que sepas disfrutar las horas del amor, que aprendas a sentir y a pensar,

que vueles hacia tu propia redención.


Lo único que podré indicarte con certeza y franca decisión es que aproveches cada momento de pasión.


Que en cada paisaje, estación o rincón sepas que la vida es la más importante misión.


Si algo pudiera enseñarte es que seas tu mismo sin condición, que te hagas luz y que no dejes el mundo peor que como te lo entregaron.


¡Aprende,

aprende a cambiar el mundo!


Makamoro




domingo, 27 de febrero de 2011

De Chomsky


"10 ESTRATEGIAS DE MANIPULACIÓN” QUE UTILIZAN PARA CONVERTIRNOS EN UN GANADO BORREGO:
El lingüista Noam Chomsky elaboró la lista de las “10 Estrategias de Manipulación” que se utilizan, a través de los medios, para arrearnos:

1. La estrategia de la distracción

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. “Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar (ver "Armas silenciosas para guerras tranquilas")

"El terror se basa en la incomunicación y el aislamiento " (Rodolfo Walsh)

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones

Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: Dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana (Delincuencia), u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de, estrictas, políticas y leyes de seguridad en perjuicio de su propia libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales, privatizaciones y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidad

Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos (Como se viene haciendo con ciertas privatizaciones). Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado de bienestar mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si se hubiesen aplicado de una sola vez.


4. La estrategia de diferir

Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa, pero necesaria” (Como la actual reforma a la edad de las pensiones del Gobierno y la oposición española), obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “después de esto todo irá a mejor y el sacrificio podrá ser evitado”. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad o enfermos mentales

La mayoría de la publicidad televisiva dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y una entonación particularmente infantil, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más grande sea el engaño al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantil. ¿Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos años de edad" (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”).

6. Utilizar el aspecto emocional más que reflexivo

Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar Shock, una suerte de corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido crítico de los individuos. (Ejemplo mostrar una y otra vez a víctimas de un desastre, un atentado o de una crisis económica, para utilizarlas como justificante y así llevar a cabo “Decisiones impopulares, pero necesarias”) Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

"El arte de nuestros enemigos es desmoralizar, entristecer a los pueblos. Los pueblos deprimidos no vencen. Nada grande se puede hacer con la tristeza" (Arturo Jauretche)




7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad

Hacer que el público sea incapaz de comprender las técnicas que influyen directamente en él y los métodos utilizados para su control y esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible con el acceso a la menor cantidad de información verdadera, de forma que la distancia de la ignorancia que se planea entre las clases inferiores y superiores parezca, sea y permanezca inalcanzable para las inferiores"

“La mayoría de los profesores enseñan hechos, los buenos profesores enseñan ideas y los grandes profesores enseñan cómo pensar” (Jonathan Pool)

"La ignorancia es el peor enemigo de la civilización, y la ignorancia suele ser, en sus efectos, tan malvada como la propia maldad" (Eugenio María de Hostos)

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad

Promover al público a creer que es “La moda” ser simple, estúpido, vulgar e inculto. Instando a tratar como a “Bicho raro” a quien piensa más de la cuenta. ¿Irónico no?

9. Reforzar la auto-culpabilidad

Hacer creer, al individuo, que él es el único culpable de su propia desgracia, por causa de su poca inteligencia, mínimas capacidades, o de su insuficiente esfuerzo. Así, en lugar de rebelarse en contra del injusto sistema económico en el que vive, el individuo se auto-desvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción.

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen.

En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las élites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “Sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder de manipulación y utilización de los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

Noam Chomsky


A TODO ESTO LE DENOMINAN DEMOCRACIA (ESTA NOTA NO ES DEL AUTOR)