jueves, 14 de abril de 2011

¿Y para qué te educo?


En últimas que te gusté la vida, que te apasione la salida del sol, que la luna te altere

y el agua te enloquezca.


Finalmente que viajes la tierra que conozcas sitios y placeres, que observes tragedias y accidentes,

que diferencies entre el bien y el mal.


Que tengas oportunidad de leer los libros más extraños, ver las pinturas más excitantes, que saboreés la fruta especial.


Que una noche de carnaval no pares de bailar.


Ante tiranos que protestes, ante las injusticias te rebeles, frente a los militares y sacerdotes desobedezcas,

que nadie se atreva a manejar tu conciencia.


En últimas, finalmente, que sepas disfrutar las horas del amor, que aprendas a sentir y a pensar,

que vueles hacia tu propia redención.


Lo único que podré indicarte con certeza y franca decisión es que aproveches cada momento de pasión.


Que en cada paisaje, estación o rincón sepas que la vida es la más importante misión.


Si algo pudiera enseñarte es que seas tu mismo sin condición, que te hagas luz y que no dejes el mundo peor que como te lo entregaron.


¡Aprende,

aprende a cambiar el mundo!


Makamoro




No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESCRIBE LO QUE PIENSAS DE ESTO.