martes, 31 de mayo de 2011

Mi yo pedagógico.



Llegando a la escuela...



* Un compromiso diario con la historia, con la vida y con el universo.



Que al levantarte a trabajar se vaya al colegio contigo la ternura y la sesibilidad,


que contigo llegue al aula el espíritu loco e indagador de Alberto Magno, de José Celestino Mutis, de Pasteur...



Que contigo llegue al salón la conciencia estética de Leonardo, de Dalí, de Van Gohg...


Que sin duda llegues a diario con la magia del sabio de la tribu, con la fe del Chamán... con la credulidad de un niño.



Ojalá llegues al encuentro con los niños y los jovenes desarmado y en paz, sin odio ni resentimientos, ojalá te sientas bien contigo mismo.



* Un compromiso con la cultura, la comunidad y la creación.



Que al caminar en la mañana hacia el colegio lleves en tu maleta la conciencia despierta y alerta, ante las injusticias sociales, ante las mentiras del consumismo, ante los espejismos de la información de masas.



Debes llegar a trabajar con una alta dosis de asombro, con muchas ganas de escribir, con un hábito inmortal: el de leer, leer, leer...



Debes llegar convencido de tu ser Maestro que en el don de la palabra puedas encontrar los detonantes para incendiar, incitar, estimular las jovenes mentes, impulsando acciones liberadoras.



* Un compromiso diario con tu intelecto, tu espiritualidad y tu responsabilidad.


¡Eres maestro y tienes mucho qué soñar!


Es el momento de seguir creando una nueva Escuela.


¿Asumes el reto?



Makamoro












miércoles, 25 de mayo de 2011

EXTRAÑEZA



HE VISTO TU SOMBRA Y TUS PASOS, HE OLIDO EL PERFUME DE TU CUERPO EN LA HABITACIÓN OSCURA, HE ENCONTRADO AÚN TUS RASTROS POR AHÍ EN LOS LUGARES QUE CAMINABAMOS ATENTOS AL AIRE.


GRAN PRESENCIA QUE HABITAS LA MEMORIA, EL CUADERNO, LA REVISTA, EL CINE...,


PERMANENCIA DE TU ESENCIA,


UTILIDAD DE TU EXISTENCIA EN LA MÍA.


ERES UN EXCELENTE MOTIVO PARA RECORDAR,


ERES LA RAZÓN PARA VOLVER A ELEVAR COMETAS.


TE VOLVISTE ARCILLA, TE VOLVISTE FANTASMA, TE HAS HECHO DUEÑA DEL ESPACIO Y POR ESO TE ENCUIENTRO EN PÁJAROS Y FLORES, POR ESO SE DE TI EN CAMPOS Y PLAYAS.


CADA VEZ ERES MÁS REAL ENTRE MÁS TE DESVANECES FÍSICAMENTE,


CADA VEZ ERES MÁS CERCANA AUNQUE NO SEPA EN DÓNDE ANDAS.


ES MUY IMPORTANTE TRAERTE A LA MEMORIA, LA CABEZA GOZA Y EL ESPÍRITU BAILA, TODO SE HACE IMPORTANTE MIENTRAS PIENSO EN TÍ.


NO PUEDO OLVIDARTE POESÍA MÍA, AUNQUE YA NO TE ESCRIBA ME INVADES TODOS LOS PENSAMIENTOS.


SOY TU DEPENDIENTE AMANTE.


REQUIERO DE TUS LETRAS SUBLEVADAS PARA CALMAR MI SOLEDAD.




MAKAMORO.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Contra el Tablero

CUANDO PREGUNTES POR ELLOS ALGUNOS TE DIRÁN QUE HAY QUE SER MUY EXIGENTES, CALIFICARLES FUERTE, APRETARLOS, DEMOSTRAR QUE TU TIENES AUTORIDAD.


OTROS TE DIRAN QUE NO, QUE HAY QUE SOLTARLOS, QUE HAY QUE FOMENTAR EL VUELO, QUE HAY QUE CONFIAR EN LA AUTONOMÍA.


PENSARÁS ENTONCES QUE ESTE OFICIO DE MAESTRO ESTÁ EN UNA CUERDA FLOJA CONSTANTE, ENTRE EL TÍRANO Y EL PUSILANIME.


OPTARÁS ENTONCES POR CONFIAR EN EL SABER DEL PEDAGOGO,


AQUEL QUE NO NECESITA NI DEL GRITO NI DE LA AMENAZA, AQUEL QUE NO UTILIZA LA INDIFERENCIA Y LA LAXITUD,


COMPRENDERÁS QUE ESE SABER PROPIO REQUIERE ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE DEL PODER DE LA DIDÁCTICA, POR ESO ERES MAESTRO.


NO ERES NI AMAESTRADOR DE MASCOTAS, NI NIÑERA PRINCIPIANTE;


ERES EL MAESTRO,


ESE QUE SABE ENSEÑAR Y EL QUE ENTIENDE LAS DISTINTAS MANERAS DE APRENDER.


TENDRÁS QUE SOPORTAR OTRAS IMPORTANTES REUNIONES QUE TE ENTIENDEN Y ASUMEN COMO POLICÍA, PERO NO LO ERES,


ERES UN MAESTRO.




MAKAMORO

Un Maestro



INSPIRACIÓN EN LA CALLE.

La primera enseñanza será amar la vida, el primer aprendizaje que inspirarás será protegerla.
Tu ejercicio de docente no es sólo iluminar es mantener la luz que los otros traen.
Tiene que ver con saber comunicar sensaciones, pensamientos y acciones que transforman la existencia.
El maestro es un incitador de emociones, un encantador del mundo.

Makamoro

viernes, 13 de mayo de 2011

Profe


OFICIO DIFÍCIL.

Curioso oficio este…,
Estoy hoy con la nieta de la abuela de la frutería, con el niño del carnicero, con la ahijada de la señora Luisa, la del papá pandillero muerto.
Hoy tengo clase, allí está Jorge el científico, tiene el brazo partido por subirse a la antena de luz y bajar cometas, se tropezó y cayó, nada lo detiene hoy sigue elevando cometas; está Jazmín la niña que sueña con bailar, Néstor el niño del ebanista que hace barquitos con los palos de paletas, en el rincón está Edwin ha sido expulsado de varias escuelas, le gusta el fútbol y dibuja simios; está Damián, que le pega a los otros , no trae tareas, no tiene útiles pero le encanta abrir puertas.
Pasa el coordinador me controla el tiempo de clase, me dice qué porque hay tanto alboroto, yo le explico que estamos jugando y él me reclama que para eso está recreo, que por favor tenga domino de grupo.
Mi compañera del curso del lado acaban de sacarla en ambulancia, en ese salón del que ella está a cargo hay muchos problemas y ella todo el día, todo el fin de semana se lo pasa atendiendo niños y padres y no descansa, creo que esta mal del corazón, su corazón es bueno, pero su resistencia es baja.
El rector nos reunió en la mañana dijo en tono serio y ejecutivo que este mes no hay con qué pagarnos, luego se marchó en su lujoso carro pues tenía una importante reunión de directores, se iban al club a celebrar la fecha.
Una madre de familia me llega llorando, el marido la ultrajó, el niño se escapó de casa y nadie sabe de él, me tocará ir a la comisaría de familia, a mirar quién me ayuda a encontrar a José.
Llegó la jefe de calidad, una señorita con pinta de monja pero aprendiz de psicóloga, y me pasa un memorando, no he llenado las última rejillas, casi 200 hojas, me amenaza que estoy jugando con el puesto, me reclama que entonces qué estoy haciendo con el producto que voy a sacar a la sociedad.
Es entonces cuando me doy cuenta que ser profesor es cosa seria, me voy al escritorio convoco a los pelados, desenfundo de mi maleta un hermoso y usado libro, y a esos estudiantes curiosos les cuento nuevamente las historias que tanto les gusta, la biografía de Davinci, los cuentos de Cortázar y García Márquez, la vida de Luther King y algunas letras de canciones de Lennon y Marley, todos me reclaman que es necesario volver a leer a Verne, que necesitan saber quién es Nemo. Cerramos el libro y nos vamos a jugar al teatro, nos disfrazamos y ahora somos dioses del Olimpo.
La joven de calidad me ha reportado al director, el coordinador dice que soy perezoso y mis compañeros hablan que yo no enseño lecciones sino que la pasó bien con mis jóvenes, que pobre del profe que herede ese grupo.
Ser maestro es difícil.
Saldré y caminaré las peligrosas calles de ese barrio de gente desplazada, buscaré una esquina amiga con un cantinero viejo, el señor Rogelio, hablaremos de fútbol y compartiremos una cerveza, pero me queda sonando lo que en tono apocalíptico él me reclama: “bueno y usted que es profesor porque no enseñan a esos niños a comportarse, está generación está perdida”.
Yo lo miro, pienso, acabo mi refresco y le digo chao, tengo cita con el psiquiatra.
Mañana le cuento.

Makamoro.

lunes, 9 de mayo de 2011

Aprendiz


















Permanente aprendíz de los pájaros,



de cada flor y de cada nube,



aprendíz en la calle y en el bosque.






Para ello está el camino abierto,



la salida hacia la naturaleza,



la entrada al espíritu,



los sentidos en alerta.








Aprendíz de los viejos,


aprendíz de los locos poetas,


aprendíz del teatro y de la pintura.






Para ello el museo libertario,



la salida urgente de la ciudad,



la entrada necesaria a los árboles sabios,



las ideas reviviendo.






Aprendíz de los besos de mujer,



aprendíz del sexo y el placer,



aprendíz de las sensaiones y la ternura.






Para ello tu cuerpo, dama misteriosa,



la piel suave,



la salida al amor,



la entrada a la caricia,



un poema naciendo.









Makamoro.

domingo, 1 de mayo de 2011

Leer


DE ERNESTO SÁBATO - HOMENAJE ESPECIAL.

Discurso durante la presentación del Plan Nacional de Lectura
Ernesto Sábato

"Les quiero pedir a los chicos y a los jóvenes que lean"
por Ernesto Sábato

Discurso pronunciado por el autor durante la presentación del Plan Nacional de Lectura (Buenos Aires, Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, 18 de mayo de 2004). Texto difundido por Prensa y Comunicación del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología.

Queridos chicos:

He venido hasta acá porque quiero hablarles de la educación, de los libros, de la importancia decisiva que tienen en la vida de los pueblos y de las personas, y de la que han tenido en mi vida.

Han pasado tantos años y sin embargo aún conservo el recuerdo de mi escuela de Rojas y de aquel colegio de mi adolescencia donde, igual que ustedes, fui conducido a los umbrales del pensamiento y de la imaginación. Con una mezcla de rigor y de ternura nuestras maestras y nuestros profesores nos enseñaron a buscar la verdad, a la vez que se iba formando nuestro espíritu con valores esenciales. Junto a los saberes que integran la educación básica, ellos nos transmitieron algo de la heroica epopeya del hombre. A menudo nos sentíamos extraviados ante aquellos acontecimientos cuyos motivos últimos, sin duda, sobrepasaban lo que podíamos comprender. Por esos relatos, llenos de peligro y de pasión, lograban suscitar nuestro asombro, que es la piedra angular de la verdadera enseñanza. En aquel tiempo, se forjaron las ideas esenciales que me acompañaron a lo largo de la vida, y se echaron las raíces de todo lo que tuvo que ser.

Por eso he venido hoy, especialmente, para hacerles un pedido: les quiero pedir a los chicos y a los jóvenes, con la autoridad que me dan los años, que lean. Yo también he leído de chico, y fueron los libros quienes me ayudaron a comprender y a querer la grandeza de la vida. Quienes sembraron en mi alma lo que luego los años pudieron expandir. Leía cuanto llegaba a aquellas bibliotecas de barrio, donde primero a través de libros de aventuras, y luego, porque un libro lleva, inexorablememte, a otro libro, a través de los más grandes de todos los tiempos, esos que nos entregan los abismos del corazón humano, y la belleza y el sentido de la existencia.

Leer les agrandará, chicos, el deseo, y el horizonte de la vida.

Leer les dará una mirada más abierta sobre los hombres y sobre el mundo, y los ayudará a rechazar la realidad como un hecho irrevocable. Esa negación, esa sagrada rebeldía, es la grieta que abrimos sobre la opacidad del mundo. A través de ella puede filtrarse una novedad que aliente nuestro compromiso.

Privar a un niño de su derecho a la educación es amputarlo de esa primera comunidad donde los pueblos van madurando sus utopías.

Créanme, es necesario que nos dejemos todos empapar por la utópica búsqueda de una gran educación para nuestros chicos.

Lo he dicho en otras oportunidades y lo reafirmo: la búsqueda de una vida más humana debe comenzar por la educación. Como supo señalar Simone Weil, su tarea es "preparar para la vida real, formar al ser humano para que él mismo pueda entretejer, con este universo que es su herencia, y con sus hermanos cuya condición es idéntica a la suya, relaciones dignas de la grandeza humana".


Ernesto Sábato
()