jueves, 7 de julio de 2011

Hay que serlo, no aparentarlo...

UN MAESTRO, UN DOCENTE, EL PROFESOR ES 24 HORAS EDUCADOR.

NO HAY DISCULPA, EL MAESTRO DE VERDAD ES UN TESTIMONIO PERMANENTE DE SER CÍVICO, DE SER COHERENTE, DE SER CUESTIONANTE.

TRABAJA CON LA VERDAD, INVESTIGA EL DÍA A DÍA, NO CONSUME INFORMACIÓN LA CUESTIONA.

SU HONESTIDAD ES BANDERA PERMANENTE, SU SINCERIDAD NO SE OCULTA EN FALSAS DIPLOMACIAS, COMPRENDE, EXPLICA, CUESTIONA LA REALIDAD.

ES AFICIONADO A LA PREGUNTA, ES EXPERTO EN HISTORIA, NO SE DEJA IMPRESIONAR CON LA INMEDIATEZ Y LA FACILIDAD.

DA EJEMPLO, ES PACIFISTA PERO NO TONTO, PROTESTA CUANDO HAY QUE HACERLO, SE REBELA CUANDO SU CONCIENCIA LO INDICA, NO ES AMIGO DE INJUSTICIAS Y EXCESOS.

DETESTA LAS TIRANÍAS.

EL MAESTRO ES UN AGENTE HUMANISTA Y TODO LO QUE DIGNIFIQUE Y OFREZCA CALIDAD HUMANA ÉL LUCHARÁ POR ELLO.


POR ESO LOS MAESTROS SON TAN ESCASOS, EL MUNDO CONTRADICTORIO RENIEGA DE LOS SERES QUE DAN LUZ.

PARA SER MAESTRO HAY QUE SERLO INTEGRALMENTE, PERMANENTEMENTE

Y AUNQUE MUCHOS APARENTAN EL DOMINIO DEL MAGISTERIO SON POCOS REALMENTE LOS QUE LO EJERCEN.


MAKAMORO.