jueves, 10 de abril de 2014

Mal en educación

¿DE VERDAD ESTÁ TAN MAL LA EDUCACIÓN EN COLOMBIA?


Por: Manuel Camilo Morales R.

Las pruebas PISA nos han dejado en evidencia que ni la enseñanza ni el aprendizaje de las matemáticas y del lenguaje son exitosas experiencias académicas en nuestra patria.
Culpan a los docentes, culpan a la tecnología, culpan a la familia pero quizá el lío esté en la evaluación misma, una evaluación elaborada para certificar o no los niveles de inversión en un tipo de educación que solo le sirve al aparato económico, no a la realidad de un país que a diario se hunde en la pobreza, la violencia y la inequidad.
Claro que la educación va mal, los feminicidios son pan de cada día, la mujer es atacada en la calle, el hogar, los buses, la escuela.
Claro que la educación va mal,  a diario se talan  miles de hectáreas de bosques, se contaminan los principales ríos de las ciudades, se maltratan y asesinan especies animales indiscriminadamente.
Llevamos una guerra “discreta” hace más de cien años donde una clase política dominante ha arrasado con la nación y hoy en medio de la más alta corrupción siguen gobernando con mano dura y sin corazón.
Niños en la calle, miles de desplazados, no hay empleo, la salud es un fiasco, las  bandas criminales se adueñan de las urbes y los jóvenes se matan  en las orillas de las fronteras imaginarias de los barrios.
Sí, la educación en Colombia va muy mal, nos olvidamos de la vida, abandonamos la responsabilidad comunitaria, sometimos la libertad a la economía y arreglamos nuestros conflictos con violencia.
Queda entonces por pensar que quizá la escuela debe cambiar, que los docentes deben ser pedagogos, que el mundo es más que producción y mercado, es hora de soñar con una educación humanizante, ecológica y de clara opción axiológica, ni el inglés ni la tecnología, ni las matemáticas, ni la literatura calificada por ignorantes nos van a llevar por allí. Es hora de pensar distinto, hago entonces la invitación para atreverse a hacerlo, nos urge una pedagogía existencial
Facultades de educación, normales,  experiencias didácticas que nos lleven a confrontar un sistema que está basado en la violencia, la competencia y el utilitarismo y nos conduzcan a reflexionar y a obrar por un mundo donde el objeto de la formación sea en realidad el bien ser y el bienestar en armonía con el cosmos.


Marzo/2014.



Semana de receso