lunes, 13 de mayo de 2013

DÍA DEL MAESTRO


 
PARA EL DÍA DEL MAESTRO.

  

Y el docente enfrentado a una sociedad confusa y desorientada.

 Sufriendo la violencia de las calles y de los montes, asumiendo el fracaso de haber educado también a los políticos más corruptos del continente, viendo pasar cómo las normas mínimas de convivencia son ignoradas y vistas con burla.
 

Observando cotidianamente  como la ciencia y el arte son pobrezas máximas en la conciencia de los ciudadanos del común, soportando medios de comunicación que alienan, intoxican  y estrangulan la noción de sentido común inculcando “valores” de mercado, guerra y pobreza.


Docentes abandonados por el Estado, menospreciados en su salario y en su estatus social, desplazados por tecnologías adaptadas y adoptadas para idiotizar al común.


El docente, viendo a diario, como la escuela se desconfigura, desapareciendo  en su sentido social, tratando de educar no solo niños y jóvenes sino también  A familias pueriles  mal formadas que han asumido el rol sin ninguna responsabilidad social ni comunitaria.

 
Docentes que a diario deben luchar contra el daño ambiental, la deforestación, el robo en la privatización del agua, la minería criminal, el extermino de especies, el arrasamiento de selvas, negocios impulsados por los gobiernos mafiosos y las economías del tráfico ilegal de sustancias que embotan la mente de los “ciudadanos zombies”  de las sociedades podridas, sobre todo esa la del norte.


Docentes que deben enfrentar a diario la violación de derechos humanos, racismo, machismo, clasismo…;  todo tipo de expresiones violentas que demuestran la alta intolerancia y la poca  estructura intelectual frente a los  términos: humanidad,  sociedad, derechos y deberes.


Así hacemos un justo  homenaje a los docentes en Colombia que tienen  un sindicato politizado y hambriento de burocracia;  que tienen los rectores más ignorantes del mundo que piensan en procesos de certificación  de la calidad creyendo que eso es índice de evolución; que soportan a diario coordinadores, gendarmes con estatus,  que en vez de proporcionar y otorgar los medios para educar cuidan que el horario y el papeleo se cumpla; docentes amenazados por los niños, por los padres, por los medios de comunicación, por la editoriales que los manipulan y extorsionan.


Un sentido homenaje que entiende y sabe que hasta que no se dignifique la profesión docente y se le dé a la educación el escalón digno que las civilizaciones avanzadas han dispuesto para el crecimiento sensato y ecuánime,  no podrá haber paz, ni podrá existir justicia social, ni podremos superar los graves y hondos abismos de ética que padecemos a diario.


Invitamos a los docentes a reflexionar, a estudiar, a protestar, necesitamos otro país que vaya más allá de las oligarquías, protegidas por sus militares,  que nos dominan y los gobernantes que nos tienen en la más profunda crisis que un país pueda asumir, es obvio que podemos caer más bajo pero también está en nuestras manos detener  a todos éstos que nos tienen en la podredumbre  que a diario nadamos, vean a su procurador, a sus congresistas  o a sus ex presidentes y tendrán fiel testimonio  del grado de bajeza en el que andamos.


¿Algo hay que comenzar a hacer?

 

Manuel Camilo Morales Rojas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESCRIBE LO QUE PIENSAS DE ESTO.