lunes, 27 de febrero de 2012

EL PAÍS QUE ME TOCÓ


País traicionado por sus gobernantes, país mutilado por sus "libertadores", país que desconoce sus raíces.
Vivo en un país violento, le gusta la sangre fraternal, gobernado infinitamente por clases políticas que se han apropiado de riquezas, tierras, vidas..., que tienen un ejercito infernal para su defensa sin cuartel, medios de comunicación que engañan, mienten y se burlan, sacerdotes y pastores que estupidizan desde el altar.
En mi país hay mucha fiesta, aguardiente y ron, la gente se mata a machete y cuchillo por cualquier razón.
Es un país que maltrata a sus docentes, que excluye a sus artistas, que explota a sus deportistas para hacer de ellos simples bufones de ocasión.
Es un país con pájaros y mariposas que poco a poco desaparecen del paisaje, sus peces son desconocidos, sus bosques destruídos, sus ríos los vuelven depósito de mierda, los páramos son sembrados de papa y de pasto para el ganadero arrasador.
Hay inmensas selvas que ahora rompen buscando oro, coltán y dolor; se siembra en su sagrado suelo el alucinógeno del gringo que a diario se embrutece y en su delirio riega la guerra, el maltrato y la opresión.
Es mi país el que desconoce al indígena, país que desconoce al afro, país que deconoce a su gente pues no conoce su esencia ni su razón. Las ciudades llenas de indigentes que trabajan por el salario esclavo del consumo y la enajenación.
País de turistas europeos cochinos, país de guerrilleros secuestradores, país de maleantes que gobiernan a su antojo y sin corazón.
Vivo en este curioso país despensa de delicuentes, mercaderes piratas, de guerreros arrancacabezas,
empresarios de la pobreza y de la explotación.
Me tocó esté país y ya no se cómo soportar su intensa pasión.
Claro que es pura pasión, pasión violenta que siembra injusticia, miseria, terror, depredación...
Makamoro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESCRIBE LO QUE PIENSAS DE ESTO.