domingo, 26 de julio de 2009

Pedagogía?


BREVE MENSAJE DE AUXILIO
¿DÓNDE QUEDO LA PEDAGOGÍA?


De repente me quede flotando en una nebulosa indescriptible, me vi perdido y preguntando en la caverna del misterio mi razón de ser y de estar, observe cómo mis palabras y mis actos resultaban inútiles y vacuos pues a nadie interesó el discurso que algunos cómplices validaron en algún momento, hablar de pedagogía ya no tenía sentido, a la gente ya no le intereso pues había tanto qué hacer y tanto por resolver del mundo funcional y operativo que una propuestas retórica ya no era posible tener en cuenta, ¿para qué?.

Hoy que las instituciones ignoran o miran con desdén la propuesta, hoy que los espacios quedan reducidos a la resolución de lo cotidiano, hoy que los cómplices se reubicaron en otras galaxias me quedo hablando solo preparando el viaje a los extramuros del exilio, pues lo que aprendí a hacer y a mínimamente comprender ya no tenía sentido, era un discurso sin lugar ni tiempo.

El colegio se perdió en las celebraciones y los lujos de las fachadas, la Universidad se perdió en los guarismos y las ofertas, ese sueño de educar a las clases menos favorecidas y de educar a los educadores quedo relegado por las alianzas neoliberales y las cuantificaciones del producto, la rentabilidad y la oportunidad.

Yo me fui quedando sin lugar, no volví a ser convocado a las reuniones de los doctos, no pude participar de la armazón estadística y contable de los derroteros financieros, los estudiantes comenzaron a desaparecer y los profesores que antes se encantaban con los cuentos hoy tienen afán de acumular horas y más horas para obtener su sustento, cada vez en menos espacios, no hay aulas pa’tanta gente.

Interrogo al reflejo, pregunto por el sentido. ¿Acaso la escuela no necesita de la pedagogía? ¿Acaso el dialogo y el debate de la academia ya no tienen ninguna validez? ¿Qué hacer para sacarle un tiempo a lo que alguna vez se creyó lo importante y hoy resulta tan superfluo? Nada ni nadie me responde, las secretarias siguen haciendo lo suyo, los coordinadores están tan ocupados, los profes salen directo a cumplir con los programas, los estudiantes también preguntan en dónde se perdió el sendero y los directivos haciendo cuentas e inventando o desapareciendo funciones de los otros, de todos los anteriores, pidiendo cuentas.

Al salir a la calle y ver tanta basura regada por ahí, al abrir los periódicos y leer las ignominias del día, al sentir los pasos mortuorios de la guerra, la injusticia y el hambre, al sentir tanta pobreza propia y ajena pude constatar que quizá mi discurso aún pudiera ser pertinente si tan solo alguien se sentará conmigo, yo puedo colaborar con oír, también puedo hablar, tal vez entre dos o más podamos armar estrategias para darle sentido a las mañanas, quien sabe cuántas cosas juntos podríamos inventar.

No especularé, dejaré de perderme en estos sofismas, por hoy no inquietaré más mis ganas de llorar o de sentirme inútil, esperaré que la economía de los otros disponga de mis movimientos (ellos con sus ganancias yo con mi pérdidas), esperaré la oportunidad de encontrar espacios que me permitan decir lo importante que es pensar en los humanos, en la vida, en los sueños.

Ahora entiendo cómo uno se va volviendo un dinosaurio, ahora se que ellos desaparecen inevitablemente.

Makamoro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESCRIBE LO QUE PIENSAS DE ESTO.