jueves, 23 de abril de 2009

Otra de leonardo Boff - Urgente lectura

Carta de la Tierra: ¿nuevo reencantamiento?
2005-12-16 LEONARDO BOFF

--------------------------------------------------------------------------------


De todos es conocido que la sociedad mundial vive en el centro de una inconmensuarable crisis de sentido y de falta de rumbo histórico. No sabemos hacia dónde vamos. Los sueños y las utopías han muerto, lo que ha dejado a las sociedades y a las personas sin suelo en el que hacer pie. Estamos siendo entregados al sistema económico dominante, que todo lo convierte en mercancía y sólo se rige por la competición feroz, y no por lazos de cooperación.

Hay dos pensadores que nos ayudan a entender esta crisis: Max Weber y Friedrich Nietzsche. Para Weber la sociedad moderna se caracteriza por el proceso de secularización por el desencantamiento del mundo. No es que hayan desaparecido, que están ahí, e incluso retornan con un renovado fervor. Pero ya no son el lo que produce la cohesión social. Ahora predominan la producción y la función, y no tanto el valor y el sentido. El mundo ha perdido su encanto. Nietzsche, por su parte, anunció la muerte de Dios. Pero hay que entender bien a Nietzsche, que no dice Dios murió, sino que nosotros lo hemos matado. O sea: Dios está socialmente muerto. Ya no se hace comunidad ni se fundamenta la cohesión en su nombre.

Por miles de años la religión ha sido la que re-ligaba a las personas y creaba el nexo social. Ahora ya no. Eso no significa que ahora impere el ateísmo. Lo opuesto a la religión no es el ateísmo, sino la ruptura y la quiebra de la relación. Hoy vivimos colectivamente rotos por dentro y desamparados. Prácticamente nada nos invita a vivir juntos y a construir un sueño común. Sin embargo, la humanidad necesita algo que le confiera un sentido para vivir y que le proporcione una imagen coherente de sí misma y una esperanza para el futuro.

Es en este contexto de ideas en el que debe ser mirada la Carta de la Tierra, documento nacido de las bases de la humanidad. Ya ha sido asumida por la UNESCO en el año 2000, y la idea es que sea incorporada por la ONU a la Declaración de los Derechos Humanos. La Carta de la Tierra reúne un conjunto de visiones, valores y principios que pueden reencatar la sociedad mundial. Pone en el centro a la comunidad de vida a la que pertenecen la Tierra y la Humanidad, que son momentos del universo en evolución. Todos los problemas son vistos como interdependientes: los ambientales, los sociales, los económicos, los culturales y los espirituales, obligándonos a forjar soluciones incluyentes.

El desafío que la situación actual del mundo nos impone es éste, según la Carta: o formar una alianza mundial para cuidar de la Tierra y unos de los otros, o correr el riesgo de nuestra destrucción y de la devastación de la diversidad de la vida.

Dos principios apuntan a viabilizar esta alianza: la sostenibilidad y el cuidado. La primera se alcanza cuando usamos con respeto y racionalidad los recursos naturales, pensando también nas futuras generaciones. E el cuidado es un comportamiento benévolo, respetuoso y no agresivo hacia la naturaleza, que permite regenerar lo devastado y cuidar celosamente de aquello que todavía queda de la naturaleza, de la cual somos parte y con la que compartimos un destino común.

Estos dos principios fundan, como dice la Carta de la Tierra, un modo de vida sostenible. Hacen posible un desarrollo que tenga en cuenta las necesidades de todos los seres vivos y al mismo tiempo garantice la integridad y la capacidad de regeneración de la naturaleza.

Debemos vivir con un sentido de responsabilidad universal. El futuro de la Tierra y de la Humanidad está ahora en nuestras manos.





Leonardo Boff





--------------------------------------------------------------------------------







--------------------------------------------------------------------------------

Portal Koinonia Bíblico Páginas Neobíblicas El Evangelio de cada día Calendario litúrgico Pag. de Cerezo
RELaT LOGOS Biblioteca Información Martirologio Latinoamericano Página de Mons. Romero Posters Galería
Página de Casaldáliga La columna de Boff Agenda Latinoamericana Cuentos cortos latinoamericanos


--------------------------------------------------------------------------------

1 comentario:

  1. Muy interesante lo que piensa Leonardo Boff.
    Me lleva a pensar en lo complicado que es aquello de recuperar la conciencia de lo comunitario, la capacidad de compartir y de pensar en el otro...
    Afortunadamente, latinoamérica no es aún tan individualista, y tenemos alguna esperanza, sobre todo en lo local y lo "micro", porque las grandes ciudades se han ido convirtiendo en una selva, donde impera la ley del màs fuerte.

    Cada uno piensa en su bienestar y el de los tres màs cercanos (generalmente la familia).

    Y ya. Hasta ahí llegó la humanidad y el amor...

    Queda mucho por aprender y por hacer...

    ResponderEliminar

ESCRIBE LO QUE PIENSAS DE ESTO.