lunes, 7 de septiembre de 2009

El engaño

Todos tan interesantes, destellando cualidades y virtudes, todos tan serios y elegantes caminando para la escuela del saber. Se disfrazan, no son; representan, no son; fingen, no son. Sus cualidades y virtudes no son tan ciertas, su personalidad cambia al toque de una campana.
Todos tan indiferentes, todos tan frívolos, todos tan alienados mirando la sociedad que los consume en el mercado de la ilusión y el oropel.
Las farsas más puras, los engaños más palpables, las mentiras más grandes: educar es un engaño, aprender es otra cosa, crecer es simple adaptación.
Terminan engañados y dopados por la moda, terminan consumiendo alucinantes, terminan como titeres de la violencia y la opresión.
Son los engañados, todos ellos que salen de estudiar al ejercicio simple y sobrerano de consumir.
El sistema en un engaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESCRIBE LO QUE PIENSAS DE ESTO.