jueves, 25 de junio de 2009

Aún queda el sueño


Es probable que en este país algún día los adultos dejen de violar y matar niños,

es probable que algún día ya no existan niños limpiando vidrios en los semáforos,

quizá algún día ya no existan niñas prepago, ni bulímicas, ni anorexicas,

posiblemente algún día ya no estén niños desplazados en las plzas de la ciudades ni niños guerrilleros en el monte cuidando secuestrados...

Estos fenómenos propios del subdesarrollo, la pobreza impuesta y la ignorancia quizá se terminen si los nuevos docentes de Escuelas distintas se atreven a revolucionar el conocimiento, a re-crear los valores, a inventar un nuevo sentido de SER.

Es urgente una nueva generación de profesores con sueños, imaginación y capacidad decidida de indignarse con la sociedad consumista, capitalista y criminal.

2 comentarios:

  1. Quiero pertenecer a esa nueva generación de profesores con sueños, imaginación y capacidad decidida. Aqui estoy dispuesta a ser un faro en la tormenta.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Claudia, ojalá sea así.

    ResponderEliminar

ESCRIBE LO QUE PIENSAS DE ESTO.